El lujo se hace fuerte en España. Las ventas de artículos de lujo registraron durante el último años fiscal un crecimiento del 6,2% en el mercado español, la tasa más elevada del mundo según la nueva edición del informe anual Global Powers of Luxury Goods 2018, elaborado por Deloitte. Con estas cifras, y tras cuatro años consecutivos en la segunda posición, España ha desbancado a Francia como el mercado de más rápido crecimiento del mercado del lujo.

Ambos países, han experimentado, no obstante, una ralentización en los ritmos de expansión de las ventas de productos lujosos, en lo que ha sido una tendencia general en el sector: los gigantes de lujo registraron un crecimiento del 1%, frente al 6,8% del año anterior, según los datos del estudio.

Con todo, el socio responsable de la industria de Bienes de Consumo y Distribución de Deloitte, Fernando Pasamón, considera que estas cifras transmiten un repunte del mercado del lujo tras un periodo de incertidumbre económica y la crisis geopolítica de 2016, acercándose a una cifra de ventas anuales de un billón de dólares a finales de 2017. Además, ha añadido que, a diferencia de en otras industrias, el crecimiento en la industria de los productos de lujo se prevé «constante».

Según Deloitte, las cien mayores compañías de lujo a nivel mundial han alcanzado en total una facturación media conjunta de 2.200 millones de dólares. La participación de las compañías españolas en estas cifras es bastante modesta y está protagonizada por la firma de perfumería Puig, la joyería Tous -la única que sube posiciones en el ránking-, la Sociedad Textil Lonia (Purificación García y Carolina Herrera) y la marca de relojes Festina Lotus.

La media de facturación de las empresas españolas incluidas entre las cien principales del sector del lujo a nivel global alcanza los 741 millones de dólares (628 millones de euros), muy por debajo de los 5.843 (4.958 millones de euros), que venden de media las enseñas francesas. De hecho, la empresa que lidera el top 100 del sector vuelve a ser la firma gala  LVMH Möet Hennessy-Louis Vuitton, con una facturación de 41.593 millones de dólares en el ejercicio anterior, de los cuales 23.447 corresponden a artículos de lujo. Otras dos empresas francesas, Kerig y L’Oreal también se cuentan entre las diez mayores.

Tras LVMH, la estadounidense The Estée Lauder Companies y la suiza Compagnie Financière Richemont completan el podium de los gigantes del sector del lujo. La italiana Luxottica Group, en cuarta posición; la suiza The Swatch Group, séptima en la clasificación; las estadounidenses Ralph Lauren y PVH Corporation, octava y novena, respectivamente; y Chow Tai Fook Jewellery Group, de Hong Kong, completan el top ten. Italia es el país con más representantes entre las 100 mayores empresas, con veinticuatro nombres.

Crecen los cosméticos

 

Poniendo el foco en el tipo de producto, el informe elaborado por Deloitte señala que el segmento formado por las fragancias y cosméticos tuvo la mejor evolución, registrando el mayor aumento de las ventas, con un crecimiento del 7,6% en su último ejercicio. Su media anual de ventas superó los 3.000 millones durante el año fiscal anterior y ocho de las once empresas de este segmento alcanzaron ventas superiores a los 1.000 millones de dólares.

Las compañías dedicadas a la venta de calzado y ropa de lujo redujeron sus ventas un 0,2%, de acuerdo a los resultados. Tanto las cifras de crecimiento de ventas como los márgenes de beneficios caen por segundo año consecutivo. Las tres principales compañías de este segmento, Ralph Lauren, PVH Corp. y Hugo Boss representaron casi el 40% de las ventas durante el pasado año fiscal.

Por otro lado, los bolsos y complementos conforman el segundo segmento con un mayor incremento de ventas, del 3,4%. Las nueve compañías que integran este subsector están dominadas por las tres más grandes: Luxottica Group, Safilo Group y Kate Spade. De manera conjunta, representan el 82,3% de las ventas. Además, las firmas de joyería y relojes de lujo registraron la tasa de crecimiento de ventas más baja, perdiendo un 4%.