Economía

Giro total del nuevo Gobierno: rompe con la era Rajoy y apoya más renovables en la UE

“España deja de ser un lastre”, sentencia la ministra Teresa Ribera en su estreno en un Consejo de Ministros de la UE, en el que respalda compromisos más ambiciosos de hasta el 35% en energías verdes y en eficiencia energética.

logo
Giro total del nuevo Gobierno: rompe con la era Rajoy y apoya más renovables en la UE
La ministra de Transición Ecologica, Teresa Ribera.

La ministra de Transición Ecologica, Teresa Ribera. efe

Resumen:

iro total en la posición española en Europa en materia de renovables con la llegada del nuevo Gobierno. Hasta ahora, el Ejecutivo de Mariano Rajoy se había colocado en el grupo de países que defendían en la Unión Europea frenar los objetivos nacionales de energías verdes de cara al futuro.

“Cambiamos de posición. España deja de ser un lastre”, ha sentenciado la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en Luxemburgo en el Consejo de Ministros de la UE.

La nueva ministra se ha estrenado en su primera cita internacional rompiendo con la estrategia de su predecesor -el popular Álvaro Nadal- y ha respaldado elevar los objetivos de renovables y de eficiencia energética para 2030 en una posición común que luego tocará negociar con el Parlamento Europeo.

Los ministros de los Veintiocho pactaron inicialmente un objetivo de alcanzar el 27% de renovables en la generación eléctrica y un 30% de mejora de eficiencia energética en 2030. La nueva posición de España es la de ir mucho más allá e incluso respaldar la propuesta de la propia Eurocámara, que apuesta por elevar esos objetivos hasta el 35% tanto en renovables como en eficiencia energética.

Giro total en la posición española en Europa en materia de renovables con la llegada del nuevo Gobierno. Hasta ahora, el Ejecutivo de Mariano Rajoy se había colocado en el grupo de países que defendían en la Unión Europea frenar los objetivos nacionales de energías verdes de cara al futuro. “Cambiamos de posición. España deja de ser un lastre”, ha sentenciado la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en Luxemburgo en el Consejo de Ministros de la UE.

La nueva ministra se ha estrenado en su primera cita internacional rompiendo con la estrategia de su predecesor -el popular Álvaro Nadal- y ha respaldado elevar los objetivos de renovables y de eficiencia energética para 2030 en una posición común que luego tocará negociar con el Parlamento Europeo.

Los ministros de los Veintiocho pactaron inicialmente el objetivo de alcanzar el 27% de renovables en la generación eléctrica y un 30% de mejora de eficiencia energética en 2030. La nueva posición de España es la de ir mucho más allá e incluso respaldar la propuesta de la propia Eurocámara, que apuesta por elevar esos objetivos hasta el 35% tanto en renovables como en eficiencia energética.

“La posición del Parlamento Europeo quizá sea la más solvente”, ha proclamado Ribera en declaraciones a la prensa antes de entrar a la reunión con sus colegas europeos. No obstante, España se muestra dispuesta a aceptar las posiciones máximas que se maneja en el seno del Consejo de Ministros comunitario, que pasan por un objetivo del 34% en renovables y del 33% en eficiencia energética.

“Vamos a ver cuánto más podemos mover esta posición de los Veintiocho”, ha apuntado Ribera. “España ha venido a mostrar que dejamos de arrastrar los pies en esta materia  (…) España deja de ser un lastre y se alinea con aquellos países que tienen vocación de progreso, vocación de futuro. El mensaje más importante es que España está de vuelta”.

“España ha venido a mostrar que dejamos de arrastrar los pies en esta materia. España deja de ser un lastre”, dice Ribera

De hecho, España ahora ya ni siquiera se conforma con establecer una tasa de cara a la próxima década, sino que reclama que se incluya en el acuerdo una “cláusula de revisión al alza” de los compromisos para poder elevarlos en los próximos años. “Es fundamental que se refleje una cláusula de revisión alza, porque probablemente la curva de aprendizaje, las tecnologías, la caída de los precios haga mucho más rentable y eficiente ir más allá de lo que hoy acordemos durante la próxima década”, ha apuntado Ribera.

“Las tasas de renovables y eficiencia no deben ser un tope, sino un indicador, una referencia que facilite esa transición energética”. Y es que Ribera, también ante sus colegas comunitarios, ha reclamado “herramientas reforzadas” para garantizar los objetivos, estableciendo “revisiones periódicas siempre al alza” bajo el “principio de no regresión”.

En paralelo, Ribera ha defendido que en los países de la UE atienda también en su posición consensuada la propuesta de la Eurocámara para que “se eliminen, que se prohíban, todas las dificultades al autoconsumo desarrollado por pequeños productores”. Entre esas dificultades se encontraría el denominado impuesto al sol (el peaje que se cobra en España a la energía autoconsumida para productores con más de 10 kw de potencia). El nuevo Gobierno tiene entre sus planes la supresión de este recargo para facilitar el autoconsumo.

Renovables por interconexiones

El anterior Gobierno, con el ministro Álvaro Nadal a la cabeza, negociaba duro con la Comisión Europea y con los Veintiocho los términos de la futura Unión Energética continental. El gran objetivo español pasaba por aumentar la interconexión eléctrica con el continente. Y es que España es a todos los efectos una isla energética -dada la baja capacidad de intercambiar electricidad con Europa a través de Francia-, lo que hace que garantizar el funcionamiento de su sistema eléctrico le resulte más costoso que a los países que cuentan con el respaldo de sus vecinos.

El Ministerio de Energía ha trasladado a la Comisión Europea su intención de vincular la obtención de esa mayor interconexión y la contribución española al objetivo de renovables europeos para 2030. Sin interconexión, la propuesta española sería más modesta para alcanzar la meta que se ha marcado a la UE de generar un 27% de la electricidad con energías renovables a finales de la próxima década.