JB Capital, la firma que lidera Javier Botín, hijo del difunto Emilio Botín, expresidente de Santander, y hermano de la actual presidenta del banco, aplaude la llegada al nuevo Gobierno de los ministros Nadia Calviño y Josep Borrell, al tiempo que advierte del riesgo que puede suponer para la unidad de España Meritxell Batet, en un informe difundido entre sus clientes institucionales al que ha tenido acceso El Independiente.

La firma destaca que “al mercado parece haberle ha gustado que el gabinete de ministros se haya constituido sin la contribución de Podemos o partidos independentistas catalanes o vascos”.

Al mercado parece haberle ha gustado que el gabinete de ministros se haya constituido sin Podemos”

En concreto, señala que los nombramientos que han tenido un impacto más positivo en los mercados son los de Nadia Calviño como ministra de Economía y el de Josep Borrell como ministro de Exteriores. La llegada de la exresponsable de presupuestos en la Comisión Europea “lanza un mensaje muy claro en cuanto a las credenciales proeuropeístas de España, frente a Italia, otorgando mayor credibilidad a las promesas ya realizadas por Pedro Sánchez en sus intervenciones durante la moción de censura”.

Javier Botín comparte la opinión de su hermana Ana Botín en torno a la ministra. Tras el nombramiento, señaló en su cuenta de Twitter que “en un momento clave para la Unión Europea, tener a @NadiaCalvino como nuestra nueva ministra de Economía es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas. Enhorabuena Nadia”.

Por otro lado, el nombramiento de Borrell “también parece destinado a mandar un mensaje igual de contundente en cuanto a los límites a las concesiones que pueden hacerse a los partidos independentistas, ya que el ministro, siendo él mismo catalán, ha vertido algunas de las críticas más agudas y efectivas en torno al proceso de secesión”.

Para la firma que controla el hermano de la presidenta de Santander Ana Botín, “la composición en conjunto del gabinete confirma nuestra visión de que es improbable que el nuevo gobierno vaya a implementar cambios radicales que podrían ser difíciles de conseguir, sino que se concentrará en alcanzar pequeñas victorias que mejoren la imagen de los socialistas de cara a las próximas elecciones”.

Calviño lanza un mensaje proeuropeísta y Borrell garantiza mantener ciertos límites en las cesiones a Cataluña

JB Capital llama la atención sobre el fuerte componente feminista del equipo con 11 de los 17 ministerios ocupados por mujeres y, entre éstos, los más importantes: Economía, Hacienda, Industria, Trabajo y Transición Ecológica.

La firma de inversión advierte de que los dos principales focos de temor por parte de los inversores son el nuevo Ministerio de Trabajo y, sobre todo, el de Política Territorial, con Meritxell Batet al frente. “Podría hacer excesivas concesiones al gobierno regional de Cataluña y a los partidos independentistas, aumentando las opciones de una futura ruptura de España”, teme JB Capital.

“Creemos que es probable que el mayor riesgo de noticias negativas proceda del Ministerio de Política Territorial, dado que reduce las opciones de un progreso real de desactivar la crisis de Cataluña. Ya habíamos señalado que era probable que el cambio de Gobierno condujese a la relajación de las tensiones y ya parece una realidad, después de que el presidente del Gobierno,  Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, hayan hablado y se hayan comprometido a un encuentro en persona”, indica el informe.

En cuanto a la cartera de Trabajo, la firma apunta a “miedos a que la ministra Magdalena Valerio pudiese anular la reforma laboral aplicada por el PP”. Sin embargo, puntualiza que el riesgo de un “gran cambio es relativamente bajo”.

“Además de que sería un movimiento que probablemente no gustaría a la Unión Europea ni a los mercados, la nueva ministra ha dejado claro que pretende alcanzar amplios consensos en las reformas, lo que supondría negociaciones entre las empresas y los sindicatos”, añade.