La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha recibido a una delegación de la Plataforma Nacional por el Anticipo de la Jubilación Anticipada –integrada por CCOO, UGT, CSI-F, CSL y COP– y se ha comprometido a acelerar la aprobación del pertinente decreto que hará realidad la posibilidad de que el colectivo se jubile a los 59 años.

Según la Plataforma, el secretario de Estado de Seguridad Social en funciones, Tomás Burgos, ha informado a la ministra de que el informe pendiente del Ministerio de Hacienda sobre la viabilidad de la jubilación anticipada de los policías ya está concluido, por lo que Valerio va a solicitar su remisión.

La ministra de Trabajo se ha comprometido de trasladar el informe al Consejo de Estado, que tiene que dar el visto bueno definitivo, antes de la aprobación del necesario decreto de modificación de la actual normativa en el Consejo de Ministros. Por ello, todos los miembros de la Plataforma dan por hecho que su aprobación será “inminente”.

Los Presupuestos deben aprobarse antes

Sin embargo, antes tiene que cumplirse una condición indispensable, que es la aprobación de los Presupuestos de 2018. Las cuentas anuales incluyen una enmienda del Grupo Parlamentario Popular transaccionada con el PSOE para permitir la jubilación anticipada antes de los 60 años para los policías locales.

De acuerdo con la redacción del texto, se prevé aplicar un tipo de cotización adicional sobre la base de cotización de contingencias comunes, tanto para la administración como para el funcionario en cuestión, a partir de la entrada en vigor de la norma reglamentaria que regule esta nueva posibilidad de jubilación, es decir, del decreto que aprobará el nuevo Gobierno del PSOE.

El tipo de cotización adicional, que lo que persigue es costear la jubilación anticipada en lugar de trasladar al carga a las arcas de la Seguridad Social, será del 10,60%, del que un 8,84% será a cargo de la Administración y el 1,76% a cargo del funcionario.

Son las mismas cifras que se incluían en el borrador que había quedado en el cajón de Hacienda desde el pasado verano. El texto incluía también que los policías locales no podrán anticipar su retiro más de seis años a la edad legal de jubilación vigente en cada momento (actualmente es de 65 años y seis meses) y siempre que se acrediten un número mínimo de años cotizados.