Economía

Paramés, el gestor estrella, hace un roto de cinco millones de euros a Crèdit Andorra

La gestora andorrana, que delega la gestión de sus fondos value en el gurú de los mercados, pierde varios millones por la pobre rentabilidad de estos productos

Francisco García Paramés, fundador de Cobas Asset Management.

Francisco García Paramés, fundador de Cobas Asset Management.

Francisco García Paramés, uno de los gestores de fondos más reputados de España, ha hecho un roto de varios millones de euros en las cuentas de Crèdit Andorra, entidad que delega en el gurú de los mercados la gestión de varios de sus fondos.

Los pobres resultados de los productos que Paramés gestionaba a través de su firma Cobas Asset Management para la entidad del Principado provocaron que, en 2017, ésta dejase de ingresar los cinco millones de euros que solía percibir de sus clientes en concepto de comisión de éxito. El propio grupo reconoce este extremo en el teaser de venta que hace unos meses rondó por los despachos de varios banqueros de inversión y al que ha tenido acceso El Independiente. 

Desde abril de 2017, cuando Paramés tomó el testigo de azValor en la gestión de los fondos, hasta el cierre de año, Crediinvest Internacional -ahora convertido en Crediinvest Europe- perdió un 2,74%, y Crediinvest Spanish ganó un 6,27%. Sólo en los tres meses previos, en el primer trimestre de 2017, cuando azValor todavía estaba al frente de estos vehículos, la cartera internacional ganó un 1,69% y la española un 4,42%.

El banco defiende no cobrar comisiones cuando los productos no logran los rendimientos deseados

Actualmente, Paramés gestiona un sólo fondo, Crediinvest European Value. Pierde en lo que va de año un 7,1%, mientras que su índice de referencia, el MSCI Europe NR EUR, sube un ligero 0,5%. Esta brecha sugiere que, salvo que el producto recupere terreno en la segunda mitad del año, Crèdit Andorra perderá de nuevo la comisión de éxito.

El otro fondo que solía administrar Paramés, Crediinvest Spanish Value, está desde enero gestionado por Banco Alcalá. El célebre gestor asesoraba hasta diciembre de 2017 este producto, que retrocede un 1,3% en el año, batiendo a su benchmark, que cae un 5,9%.

Fuentes de Crédit Andorra aseguran, en referencia a la pérdida de los cinco millones de euros en 2017, que «forma parte de su política empresarial no cobrar comisiones a sus clientes cuando el instrumento, cuya gestión depende de un tercero, no cumple los objetivos de rendimiento deseados».

Crèdit Andorra hace años que delegó en Bestinver la gestión de la Sicav luxemburguesa Crediinvest, que funciona como carcasa de los fondos International Value y Spanish Value. Anteriormente también englobaba el Big Cap Value, hoy desaparecido.

El banco mantenía el mandato de gestión con la firma de los Entrecanales mientras estaba liderada por el célebre gestor. Sin embargo, su salida en 2014 y la de su equipo provocó que la entidad andorrana traspasase estos productos a azValor, la gestora impulsada por los ex colegas de Paramés, Álvaro Guzmán, Fernando Bernad y Beltrán Parages, un año más tarde.

azValor comenzó a asesorar los fondos value del grupo andorrano sin la ayuda de Paramés, a la espera de que éste se sumase al proyecto una vez venciese el periodo de no competencia que regulaba su contrato. Durante el periodo en el que azValor administró los productos, Crèdit Andorra recibió los cinco millones de euros de comisión de éxito.

Pero la situación dio un giro. El gurú de los mercado decidió en el último momento no incorporarse a azValor y establecer su propia firma en solitario, Cobas Asset Management. Y tras su decisión se fueron con él los alrededor de 700 millones que administraba azValor en ese momento. Hoy, el patrimonio que Crèdit Andorra confía a Paramés se sitúa en 380 millones, a través del fondo Crediinvest European Value.

Pese a estos resultados, cabe destacar que la estrategia de gestión value que implementa Paramés busca maximizar la rentabilidad en el largo plazo sin prestar atención al ruido del mercado en el corto plazo.

«Seguimos comprando activos infravalorados para preservar a largo plazo el poder adquisitivo de los ahorros de nuestros inversores. No pretendemos anticipar el comportamiento de los mercados a corto plazo, tan impredecibles como las personas que los conforman, sino la evolución a largo plazo de los activos que nos interesan. Nos aprovechamos de las caídas de los mercados para obtener precios más bajos en los valores seleccionados, aunque suframos a corto plazo», explica la firma a través de su web.

Comentar ()