La bolsa española ya tiene un nuevo miembro. Berkeley Energía ha protagonizado este miércoles su estreno en el parqué español y lo ha hecho con una llamativa fortaleza. La compañía propietaria de la mina de uranio de Salamanca ha registrado un repunte del 51,89%, hasta los 0,72 euros, convirtiéndose en uno de los mejores estrenos en el Mercado Continuo en los últimos años.

La incorporación de Berkeley al mercado bursátil español –el segundo estreno en el año tras la salida a bolsa de Metrovacesa– se ha producido a través del procedimiento del listing, que consiste en sacar a cotizar las acciones ya existentes de la compañía sin un proceso previo de colocación. El grupo minero ya cotizaba en los mercados de Australia y Londres, por lo que su precio de salida, de 0,474 euros, venía derivado del cierre del día anterior en las bolsas en las que ya se negociaban sus títulos.

Tras un arranque algo tímido, con alzas del 1,26% en los primeros instantes del día, las acciones de Berkeley han acelerado las alzas en el tramo final, hasta rozar el 52%, lo que eleva su capitalización a cerca de 185 millones de euros. Desde este miércoles, las acciones de la compañía se negocian en las cuatro bolsas españolas, convirtiéndose en la única minera que cotiza en el parqué nacional.

La minera, que ya cotiza en Londres y Australia, alcanza una capitalización de 185 millones de euros

El consejero delegado del grupo, Paul Atherley, ha sido el encargado de protagonizar el tradicional toque de campana, en un acto al que también asistieron representantes institucionales, así como el embajador del Reino Unido en España, Simon Manley. Atherley destacó el «gran honor» que supone para la compañía unirse al mercado español y convertirse en «la única empresa minera cotizada en el lugar de origen de un referente internacional como es Rio Tinto».

Asimismo, señaló que la inversión de 250 millones de euros en la región de Salamanca «ayudará a reactivar una comunidad local que se ha visto afectada por la despoblación y que presenta uno de los niveles de desempleo juvenil más altos de la Unión Europea».

El debut de Berkeley en España es una operación pionera, al tratarse de un tri-listing que, por primera vez, involucra al mercado de capitales londinense y australiano. Precisamente, la complejidad de la operación obligó al grupo a retrasar su estreno en la bolsa española, que ya había anunciado el pasado mes de mayo.

El hecho de cotizar en tres mercados facilitará la entrada de inversores institucionales en el capital de la compañía, con independencia del mercado y la moneda en que inviertan, simplificando las transacciones y la accesibilidad al mercado.

En la actualidad, Berkeley Energia ya cuenta con el apoyo de inversores institucionales en su capital como Resource Capital Funds y Fidelity. Renta 4 ha actuado como bróker, mientras que Uría ha sido el asesor legal de la operación.

Negocio en España

La compañía minera australiana Berkeley estudia llevar a cabo nuevas inversiones en exploraciones, así como en adquisiciones en España tras haber comprometido una inversión de 250 millones de euros para una mina de uranio en Retortillo (Salamanca).

En declaraciones a EFE después de que la empresa debutara hoy en el mercado continuo, su consejero delegado, Paul Atherley, ha señalado que estos posibles proyectos todavía no están cerrados, pero que la intención de Berkeley es convertirse en «la mejor compañía minera española en el mundo».

Atherley ha indicado que España es un mercado muy importante, en el que la empresa australiana quiere crecer orgánicamente y potenciar sus flujos de caja, aunque no ha querido precisar qué otros proyectos energéticos estudia la compañía.