La bolsa española se prepara recibir un nuevo miembro. Berkeley Energia, la compañía minera propietaria de la mina de uranio de Salamanca, tiene previsto solicitar su admisión a cotización en la Bolsa española y en el mercado londinense.

Así queda reflejado en un comunicado remitido por el grupo a la bolsa de Londres, la London Stock Exchange, en el que apunta que, «dada la ubicación geográfica» del proyecto Salamanca en Europa y «el tamaño y madurez de la empresa y sus operaciones», su consejo ha considerado que esta operación de dar el salto para cotizar en Londres y en España «es apropiada para proporcionar a la compañía opciones para su potencial crecimiento futuro».

El proyecto Salamanca tiene prevista una inversión de unos 250 millones de euros y la creación de unos 450 empleos, y hasta 2.000 puestos de trabajo indirecto, en la explotación de la mina de uranio de Salamanca, para el suministro de energía limpia en Europa.

Berkeley Energia cotiza actualmente en la bolsa de valores de Australia, donde alcanza una valoración próxima a los 140 millones de euros, una capitalización que, en España, le asemejaría a valores del tamaño de Renta Corporación, Funespaña o Vocento.

Desde la dirección de la compañía destacan que «este salto al mercado proporcionará mayor liquidez para su base de inversores y proporcionará acceso a importantes fondos nuevos de capital, incluidos grandes accionistas institucionales españoles, fondos mutuos y fondos de pensiones, así como accionistas minoritarios en Europa, a muchos de los cuales no podía accederse previamente».

Desde la compañía sostienen que la entrada en la bolsa española dará acceso a nuevos fondos

Además, prevé que la operación conceda «un perfil más alto a la compañía en los mercados europeos, incluyendo el potencial para la propiedad local española de la empresa».

El consejero delegado de la compañía australiana, Paul Atherley, ha indicado que la decisión de cotizar en el mercado principal de la London Stock Exchange y en las Bolsas de Valores españolas «representa un avance estratégico importante» para la empresa.

«Estamos inmensamente orgullosos del trabajo que está desarrollando el equipo de la mina en España según los estándares ambientales más altos del mundo, creando potencialmente más de 450 empleos directos y rejuveneciendo a una comunidad local muy afectada por el desempleo de larga duración», añadió al respecto.

Asimismo, agradeció «el fuerte apoyo» recibido por el Gobierno regional y de la comunidad en general, «que refleja la creciente conciencia de los beneficios que la inversión de Berkeley aporta a la región».

La actual cotización de la compañía en Australia no se modificará y se prevé que se publique el folleto respecto a las cotizaciones en torno al próximo 30 de mayo. El objetivo es que las acciones comiencen a cotizar el 6 o 7 de junio.

La llega de Berkeley Enegia al parqué español supondrá un paso más en la renovada actividad de los estrenos bursátiles en el mercado nacional, tras la reciente salida a bolsa de Metrovacesa y a la espera de que se concreten las de las inmobiliarias Azora y Testa. La firma se convertiría en la primera minera en cotizar en España.