En Soria, Palencia, Cantabria o Melilla renovar el Documento Nacional de Identidad (DNI) es cuestión de esperar unos pocos días; en Barcelona, La Rioja, País Vasco y Navarra el proceso para obtener la documentación personal puede ser una pesadilla. Los sindicatos del Ministerio del Interior vienen denunciando la demora que padecen los ciudadanos con el DNI y el Pasaporte en muchas comisarías de toda España, y a tenor de los datos oficiales obtenidos por El Independiente éstos no andan muy desencaminados.

Las provincias con más días de espera para renovar el DNI

Las provincias con más días de espera para renovar el DNI EL INDEPENDIENTE

Y es que, de acuerdo con las cifras que maneja el Cuerpo Nacional de Policía solicitadas a través del Portal de Transparencia del ministerio, la renovación del documento puede tardar entre 9 y 58 días, según en qué provincia se tramite. La desigualdad es manifiesta: en cinco provincias (Guipúzcoa, Álava, Barcelona, Burgos y La Rioja) se tarda más de 50 días. En otras cuatro (Tenerife, Castellón, Segovia y Salamanca) más de 45.

La media nacional son 34 días de espera contando las 52 provincias

Los datos que facilita Interior van hasta el pasado 2 de julio, esto es, en el estreno de la temporada veraniega, cuando mucha gente acude a tramitar sus documentos para poder viajar sin problemas dentro y fuera de la Unión Europea. La media de días en las 52 provincias, incluidas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, se va hasta los 34 días de espera. Es decir, que en España de media se tarda un mes para renovar el carné de identidad.

“El DNI marca la vida administrativa de una persona. Y renovarlo con más de 10 días de retraso en la cita previa debería estar prohibido. O de 15 en vacaciones, cuando se produce lógicamente la avalancha de demandas”, criticaba a través de El Independiente hace dos semanas el portavoz de CCOO en el Ministerio del Interior, Fernando García Castro.

Los sindicatos dicen que la cita previa deberían ser 15 días como máximo

Interior asimismo informa del número de oficinas que emiten los documentos: 286, de las que 17 funcionan sin el sistema de cita previa (como las comisarías que facilitan DNIs y Pasaportes en casos de urgencia, como la que funciona en el aeropuerto de Madrid-Barajas). “El número de días de espera en la expedición de DNI se desglosa por comunidades autónomas y por provincias”, dice en su respuesta el ministerio, “siendo una media de días de espera del número de oficinas por provincia”.

Los datos no responden a ningún patrón o lógica: en la misma comunidad hay retrasos que rozan lo insoportable y medias de espera más que razonables, dependiendo de la provincia. En Barcelona, con 30 comisarías, la demora rebasa los 52 días. Pero en Girona (cinco comisarías) ésta baja hasta los 40 días, frente a 34 en Tarragona (tres oficinas) y 27 en Lleida (dos oficinas). En 2017 las peticiones de DNI aumentaron casi un 14% en Cataluña y en los cuatro primeros meses de 2018 (enero-abril) crecieron igualmente un 12%, según datos comunicados por la Policía: toda esa subida se concentra prácticamente en la capital barcelonesa.

Barcelona tiene 30 oficinas del DNI y el retraso se va hasta 52 días

Pero las comunidades autónomas peor paradas de media son País Vasco y Navarra, además de La Rioja, donde los retrasos alcanzan casi 51 días. Además de los 58 días de Guipúzcoa, en Álava se tardan casi 54. Solo Vizcaya (30,44 días) rebaja la media nacional. No tan mal están en la Comunidad Valenciana, donde todas las provincias superan la media estatal: Castellón (45,42 días), Valencia (43,42) y Alicante (más de 35). El informe de CCOO ya alertó de las esperas en ambas regiones para renovar el DNI.

La Comunidad de Madrid rebaja sensiblemente la media (33 días) pero se precisa más de un mes para obtener la documentación. La media de todas las provincias andaluzas está en 30, excepto en Jaén, donde la cita previa puede enviar al solicitante a los 47 días según los datos del portal de transparencia.

En Andalucía la media de todas ronda los 30 días excepto en Jaén (47)

Murcia tiene los mismos días que Madrid. Las que menos esperan son Zamora (9 días y, Soria (15), ambas con una sola comisaría;, seguidas de Melilla (17 días), Albacete y Palencia (17,5 dias cada una). Lejos de constituir una red coordinada de oficinas, los sindicatos critican desde hace tiempo que cada comisaría es una suerte de “reino de taifa” cuya gestión depende totalmente del comisario de turno. Igualmente, exigen un aumento de personal y recursos.