Economía

Macri reduce a la mitad los ministerios porque Argentina está "en emergencia"

El presidente reconoce que el país atraviesa "una crisis" que "no es una más" pero que debe ser "la última"

Mauricio Macri habla sobre la crisis a la nación.

El presidente argentino, Mauricio Macri, se dirige a la nación desde la Casa Rosada. EFE

Finalmente el presidente Macri ha tenido que pronunciar la palabra tabú. Crisis. Desde la Casa Rosada el presidente argentino, Mauricio Macri, ha emitido el lunes un mensaje grabado a la nación en el que ha sentenciado: «Esta crisis no es una más, tiene que ser la última». Ha asegurado que Argentina está «en emergencia» y, entre otras medidas, reducirá a la mitad el número de ministerios y ha impuesto un severo ajuste fiscal.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, al frente de un superministerio y con gran poder, ha anunciado su objetivo de llegar al déficit cero en 2019. Habrá un severo ajuste fiscal. La Casa Rosada va a reducir las inversiones, en 0,7 puntos del PIB, una medida que afectará a la obra pública. También se eliminarán subsidios.

Esta noche Nicolás Dujovne y su equipo se reúne en Washington con la directora del FMI, Christine Lagarde, según informa La Nación de Buenos Aires.

El presidente arrancó su discurso de algo más de 25 minutos de forma emotiva y tratando de buscar la empatía de los ciudadanos argentinos: «Sé perfectamente todas las cosas que deben estar pensando y sintiendo. Yo también las siento. Por eso voy a explicarles por lo que estamos pasando, cuando parecía que veníamos bien, sentimos que volvemos para atrás. Y les voy a hablar con el corazón, con la verdad. Y con la convicción de que si seguimos adelante, vamos a lograr esa Argentina que soñamos hace mucho tiempo».

Ha anticipado que habrá un incremento de las retenciones a las exportaciones, aunque reconoce que es lo contrario de lo que siempre ha defendido. «Vamos a pedirls a quienes tienen más capacidad para contribuir, a los que exportan, que aporten más. Es un impuesto malísimo… pero es una emergencia». Por cada dólar que reciban se retendrá hasta un 10%.

Macri ha anunciado una reestructuración del gobierno como medida de austeridad. «He decidido compactar más mi equipo y así poder dar una respuesta más focalizada a los desafíos que se nos vienen».  Los 22 ministerios actuales se reducirán a 11, pero sin cambios de nombres.

Gran poder para Dujovne en Hacienda

Marcos Peña seguirá siendo el jefe de gabinete y Andrés Ibarra como vicejefe de gabinete conserva su cargo de secretario de Modernización. Desaparecen como ministerios Medio Ambiente y Turismo (pasan a depender de Presidencia); Salud y Seguridad Social, que serán secretarías y dependerán de Desarrollo Social; Energía se unirá a Hacienda (Dujovne); Educación, Cultura y Ciencia serán un solo ministerio bajo la tutela de Alejandro Finocchiaro; Agricultura y Trabajo dependerán de Proudcción con Dante Sica.

Junto a Dujovne en Hacienda se mantienen en sus puestos Germán Garavano en Justicia, Guillermo Dietrich (Transporte), Patricia Bullrich (Seguridad) y Óscar Aguad (Defensa). Se da como inminete la salida del gabienete del ministro de Exteriores, Jorge Faurie.

El domingo, Macri se reunió con sus socios en el frente gobernante, la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica, para exponer el plan de contención que se ha visto obligado a adoptar tras una semana en la que la moneda del país sudamericano cayera un 21% frente al dólar, y acumuló un desplome del 34% en agosto y del 98% en el año.

Con una combinación de recortes de gasto y subidas de impuestos, el mandatario argentino quiere llevar a menos de la cuarta parte el déficit fiscal pactado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2019, que ahora será del 0%. No hay ya agujeros en el cinturón de los argentinos para tanto ajuste, aunque el ministro asegura que va a presentar medidas realistas.

Estas medidas se suman al anuncio que ya hizo Macri el pasado miércoles, ante la fuerte devaluación del peso, de que el FMI adelantará los desembolsos del crédito de 50.000 millones de pesos acordado en mayo.

En su comparecencia el miércoles, de apenas tres minutos, explicó que tomaba esa decisión por la existencia de «nuevas expresiones de falta de confianza en los mercados, específicamente sobre la capacidad de lograr financiamiento para 2019», unas dudas de los inversores y prestamistas a las que apunta todo el paquete de medidas que prepara el Ejecutivo.

El devenir de los mercados en las próximas jornadas será clave para conocer la efectividad del giro adoptado por la Casa Rosada, después de una semana de fuga de activos reflejada en una fuerte bajada del peso.

Macri, que por primera vez ha afrontado el problema con cierto sentido autocrítico, con la alusión al «exceso de optimismo», ha asegurado que se superará la crisis «cuidando siempre a los que más necesitan», y por ello reforzará la asignación universadl por hijo, y la entrega de alimentos a comedores.

A su juicio, y del titular de Hacienda, ha fracasado el ritmo de los ajustes. «La realidad nos demostró que tenemos que ir más rápido». Veremos cómo aguanta el ciudadano el acelerón.

Te puede interesar

Comentar ()