El presidente del BBVA, Francisco González, está ultimando los detalles para su despedida del banco. El primer ejecutivo anunció el pasado mes de febrero que se retiraría en otoño de 2019, pero en los mentideros del edificio de La Vela, sede de BBVA, se rumorea que su salida será antes de esta fecha y el anuncio oficial de la misma parece ser inminente.

Según fuentes próximas al consejo consultadas por El Independiente. Francisco González se estaría planteando comunicar oficialmente el traspaso de poderes en la reunión mensual que se celebrará la última semana de septiembre. La gran expectación que está generando la próxima reunión entre algunos miembros del órgano de representación, los contactos del presidente con responsables de las distintas comisiones y el golpe que la crisis turca ha asestado a la cotización del banco parecen indicar que el momento está próximo.

Además, un anuncio en el consejo de octubre quedaría a priori descartado porque coincide con la presentación de resultados, por lo que la siguiente cita viable para oficializar su marcha no llegaría, al menos, hasta noviembre.

En cualquier caso, el banquero podría apurar su mandato hasta la junta general de marzo del 2019, cita en la que se tienen que aprobar los cambios en la cúpula. Tal como marcan los estatutos del banco, González, como consejero del banco, no puede prolongar su mandato más allá de los 75 años, edad que cumple el 21 de octubre de 2019. «El día que me vaya será triste para mí, pero de orgullo por todo lo que queda detrás», señaló en febrero, con motivo de la presentación de resultados anuales.

Forcano, director Global de Talento y Cultura, es el favorito de Torres, aunque menos experimentados que los otros dos ejecutivos en liza

En esa ocasión, el presidente saliente afirmó que el banco estaba trabajando desde hace tiempo en un plan para abordar su sucesión y apuntó a Carlos Torres-Vila, actual consejero delegado del banco, como su sustituto en la presidencia. «Está muy claro por dónde vamos a ir, hacer otra cosa sería una gran sorpresa», aseguró.

Con Torres Vila al frente del banco, queda por despejar la incógnita de quién se convertirá en el nuevo consejero delegado del grupo. Aunque uno de los escollos en la sucesión era que el BCE ha mostrado su rechazo a que un presidente adopte funciones ejecutivas, fuentes próximas al banco aseguran que el regulador europeo habría aceptado este extremo. De este modo, Torres-Vila sería presidente ejecutivo y en las quinielas del consejo para sucederle como consejero delegado suenan tres nombres: Ricardo Forcano, Juan Asua y Jorge Saénz-Azcúnaga.

Forcano, director Global de Talento y Cultura y miembro del Comité Ejecutivo, es el favorito de Torres, aunque menos experimentados que los otros dos ejecutivos en liza. Forcano, desde su posición, es responsable de la gestión de personas, desarrollo organizacional, transformación cultural, inmuebles y servicios, y proyectos transversales. Anteriormente fue director de desarrollo de negocio para mercados emergentes, liderando el desarrollo de negocio y la transformación digital en Turquía, México y Sudamérica.

El golpe que la crisis turca ha asestado a la cotización del banco parecen indicar, entre otras razones, que el momento está próximo

Saenz de Azcúnaga es director de Country Monitoring. Cuenta con 24 años de experiencia y siempre ha estado ligado a BBVA. Ha ocupado diferentes cargos de responsabilidad como analista en Estrategia Corporativa, director del Gabinete del consejero delegado, director de Desarrollo de Negocio de Banca de Empresas y Corporaciones y director de Estrategia y Planificación de España y Portugal. Entre 2013 y 2015 fue director territorial del norte de España. En 2015 asumió el cargo de director de Business Monitoring para España, EEUU y Turquía en Country Networks, cargo que ejerció hasta julio de 2016 cuando fue designado director de Country Monitoring y miembro del Global Leadership Team. Es miembro del Consejo de BBVA Compass Bancshares en EE.UU., Garanti Bank en Turquía y BBVA Bancomer en México.

Juan Usúa Madariaga completa la terna. Es director del área de Corporate & Investment Banking y ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en el banco, al que se incorporó en 1996 como director de la Unidad de Gestión de Activos Inmobiliarios de BBV. Un año más tarde fue nombrado Director de Banca Corporativa Global, cargo que ocupó hasta 2006. El siguiente año fue Director de Banca de Empresas y Corporaciones España y Portugal. Entre 2007 y 2012 ocupó el puesto de Director para España y Portugal y desde 2012 mantiene sus responsabilidades actuales como Global Head of Corporate & Investment Banking.