Economía | Empresas

Vodafone alerta: la “ferocidad comercial” por el fútbol en TV castiga las cuentas del sector

logo
Vodafone alerta: la “ferocidad comercial” por el fútbol en TV castiga las cuentas del sector
El jugador del Atlético de Madrid Antoine Griezmann.

El jugador del Atlético de Madrid Antoine Griezmann. efe

Resumen:

Las compañías de telecomunicaciones están inmersas en una guerra de precios coincidiendo con el inicio de la temporada de fútbol.

La decisión de Vodafone de renunciar a gran parte de los contenidos futbolísticos para su plataforma de televisión de pago desató una batalla en la que Movistar y Orange se lanzaron abiertamente a por los 350.000 clientes del operador rojo que tienen contratados paquetes convergentes con algún contenido futbolístico.

El presidente de Vodafone España, Francisco Román, ha alertado hoy de que cuando el grado de competencia se mueve hacia la “ferocidad” existe el riesgo de sacrificar valor precipitadamente y “eso se nota en los resultados”.

“Un sector como éste tiene que tener un equilibrio exquisito entre su capacidad de inversión y el grado de competencia que existe y cómo se traduce en batalla cotidiana por clientes. El riesgo es que cuando el péndulo se mueve hacia esa ferocidad es que sacrificas valor precipitadamente y eso se nota en los resultados”, ha dicho.

Las compañías de telecomunicaciones están inmersas en una guerra de precios coincidiendo con el inicio de la temporada de fútbol. La decisión de Vodafone de renunciar a gran parte de los contenidos futbolísticos para su plataforma de televisión de pago desató una batalla en la que Movistar y Orange se lanzaron abiertamente a por los 350.000 clientes del operador rojo que tienen contratados paquetes convergentes con algún contenido futbolístico.

El presidente de Vodafone España, Francisco Román, ha alertado hoy de que cuando el grado de competencia se mueve hacia la “ferocidad” existe el riesgo de sacrificar valor precipitadamente y “eso se nota en los resultados”, al ser preguntado por la guerra de precios en el sector. “Un sector como éste tiene que tener un equilibrio exquisito entre su capacidad de inversión y el grado de competencia que existe y cómo se traduce en batalla cotidiana por clientes. El riesgo es que cuando el péndulo se mueve hacia esa ferocidad es que sacrificas valor precipitadamente y eso se nota en los resultados”, ha dicho.

“A todos nos gustaría que hubiera menos agresividad y poder mirar el largo plazo con un poco más de aire en los pulmones y más serenidad”, ha dicho, tras la presentación de un informe sobre el ejercicio fiscal que concluyó en marzo pasado, y que destaca precisamente la “agresividad comercial” como uno de los principales riesgos estratégicos para su actividad en España, informa Efe.

Román ha reiterado hoy que el fútbol “es deseable” para muchas personas, pero “económicamente no es viable” para una compañía como la suya y ha cifrado el impacto económico de comprar esos derechos en unos 300 millones de euros. Ha reconocido que la agresividad comercial “pertenece a las leyes de mercado”. “Nos peleamos entre nosotros y tratamos de seducir con ofertas más tentadoras”, ha añadido.

También el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, aseguró la semana pasada que las actuales promociones comerciales en el sector de las telecomunicaciones -con descuentos de hasta el 50 %- no son “razonables en el tiempo”. Vodafone ha perdido 30.600 líneas fijas en agosto, mientras que Movistar ha ganado 3.500 y Orange, 4.600, en plena guerra comercial entre operadoras por quedarse con los clientes del fútbol.

Telefónica se ha hecho, por unos 4.000 millones de euros, con todos los contenidos del fútbol, al adquirir los derechos de emisión de la Liga para el mercado residencial para las tres temporadas de 2019 a 2022 por 2.940 millones, y comprar a Mediapro los derechos de la Champions y la Liga Europa en el mercado residencial para las próximas tres temporadas por 1.080 millones.

En julio, Vodafone España anunció que, por el momento, no iba a comprar a Telefónica sus canales de fútbol para la próxima temporada, el “Partidazo” y la Champions League, ya que no le salían las cuentas con el modelo actual de comercialización, mientras Orange sí tendrá esos contenidos.

Más de 500 millones en impuestos

Vodafone España pagó 528 millones de euros en impuestos directos e indirectos durante el ejercicio fiscal que se cerró el 31 de marzo pasado, según un informe presentado por la operadora, en el que se destaca el aumento de la agresividad comercial como uno de los riesgos principales para la operadora.

De esos 528 millones, 193 millones se destinaron al pago de tasas e impuestos directos, como el IRPF o el impuesto de sociedades, y 335 millones, a indirectos, entre los que destaca el IVA, de acuerdo con el Informe Integrado 2017-18 (del 1 de abril de 2017 al 31 de marzo de 2018).

El presidente de Vodafone España ha rehusado valorar si se trata de una cantidad justa o injusta, pero ha tachado de “ribetes estrafalarios” tasas como la de financiación de RTVE. “Hemos dicho muchas veces en alto que qué pintamos nosotros sufragando la supresión de la publicidad en la televisión pública”, ha dicho.

De acuerdo con el informe, la contribución económica directa de Vodafone en España ha sido de 4.396 millones de euros (un 10,8 % menos), lo que se distribuye en 3.816 millones a empresas, 317 millones a personas y 263 millones a administraciones públicas. La caída en la contribución se debe, según la compañía, a un menor volumen de compras de productos y servicios, tras la finalización del Proyecto Spring llevado a cabo durante dos ejercicios consecutivos hasta el ejercicio 2015-16.