Economía | Empresas

Mercadona alcanza ya a casi el 90% de los consumidores españoles

La compañía que dirige Juan Roig afianza su liderazgo en España, con una cuota de mercado del 25,1%

logo
Mercadona alcanza ya a casi el 90% de los consumidores españoles
Mercadona alcanza ya a casi el 90% de los consumidores españoles.

Establecimiento de Mercadona.

Resumen:

Mercadona se afianza como líder del mercado de distribución en España, con una cuota que supera ya el 25%, superior a la suma de Carrefour, Dia y Eroski, sus más inmediatos perseguidores, según los datos de Kantar Worldpanel. La compañía que dirige Juan Roig  ha logrado afianzar su crecimiento en los últimos tiempos en una estrategia sustentada en la renovación de establecimientos, la ampliación de surtido y la apuesta por los productos frescos. Un 88,6% de los compradores españoles, realizó alguna compra en una tienda de la compañía y siete de cada diez hogares realizan compras en Mercadona cada mes. En el último año, el volumen de compra de los españoles se redujo en un 1,5%, en un movimiento que los expertos achacan en gran medida al freno poblacional, sin embargo, el coste total de la cesta de la compra ha experimentado un repunte del 0,9%.

Es una de las conclusiones que suele encabezar cualquier estudio sobre el mercado de la distribución en España: está muy repartido. Mientras en la mayor parte de los países del entorno europeo los dos o tres grupos líderes se reparten dos tercios o más del negocio, en el mercado español las cinco mayores enseñas apenas alcanzan una cuota del 50%.

Sin embargo, cada vez existen menos dudas sobre cuál es el gran dominador de esta industria. En los últimos años, Mercadona ha ido incrementando su presencia para consolidarse como el líder del sector, hasta superar en agosto del presente ejercicio el 25% de cuota de mercado, un punto más que hace un año y tres puntos más que a inicios de 2016, según el último estudio sobre Tendencias en la distribución presentado por Kantar Worldpanel. Es decir, Mercadona vende más que sus tres inmediatos perseguidores en el ranking: Carrefour, Dia y Eroski, que alcanzan una cuota conjunta del 21,5%.

Florencio García, director del sector Retail en Kantar Worldpanel, explica que la compañía que dirige Juan Roig ha logrado afianzar su crecimiento en los últimos tiempos en una estrategia sustentada en la renovación de establecimientos (ha acometido la renovación de un 20% de su parque); la ampliación de surtido, «que está mejorando su imagen, posicionándola como una cadena innovadora»; la apuesta por los productos frescos, entre los que ya alcanza una cuota de mercado del 21,1%.

La apuesta por los productos frescos le permite dominar ya más del 20% de este segmento de mercado

El dominio del mercado de Mercadona está basado también en una elevada penetración, a través de sus 1.628 establecimientos. Según los datos manejados por Kantar un 88,6% de los compradores españoles, realizó alguna compra en una tienda de la compañía. Y lo que es más importante en un entorno de creciente infidelidad del consumidor hacia las cadenas de distribución: siete de cada diez hogares realizan compras en Mercadona cada mes. Estas cifras no resisten comparación en el mercado español. Dia, Lidl y Carrefour situaron su nivel de alcance en el último año en torno al 60%.

La ganancia de cuota que ha experimentado Mercadona -y que solo secunda Lidl entre los grupos más fuertes- resulta fundamental en un escenario de estancamiento de las ventas en España. En el último año, el volumen de compra de los españoles se redujo en un 1,5%, en un movimiento que los expertos achacan en gran medida al freno poblacional. «Sin más vocas que alimentar, no se van a vender más productos», observa García.

Sin embargo, el coste total de la cesta de la compra ha experimentado un repunte del 0,9%, lo que significa que el consumidor ha pagado hasta un 2,4% más por las mismas compras. «Los hogares están más dispuestos a pagar más por productos con un valor añadido y eso se refleja especialmente en la alimentación envasada, que registra un crecimiento cercano al 3% en valor, a pesar de mantener una demanda estable».

Por contra, el gran lastre en los volúmenes de compra viene por parte los productos frescos, que han experimentado un descenso superior al 3%, aunque este es achacable en exclusiva a su evolución en los llamados canales especializados, las carnicerías o fruterías de barrio, donde se ha producido un descenso de las ventas del 5,4%, mientras que en las enseñas de gran consumo, que han realizado un importante esfuerzo en los últimos tiempos por crecer en este segmento, la venta de frescos perecederos han repuntado un 2,6%.