Economía

Los bancos respiran en bolsa tras la revisión de la polémica sentencia del Supremo

logo
Los bancos respiran en bolsa tras la revisión de la polémica sentencia del Supremo
Pantallas de cotización en el interior de la Bolsa de Madrid.

Pantallas de cotización en el interior de la Bolsa de Madrid. EFE

Resumen:

Alivio para los bancos españoles. El anuncio de que el Tribunal Supremo revisará la sentencia que obliga a los bancos a asumir los impuestos hipotecarios ha servido este viernes para detener el castigo que venían registrando las entidades españolas en bolsa desde el jueves.

Tras liquidar unos 5.560 millones de euros de capitalización conjunta durante la sesión del jueves, los bancos españoles abrieron la última jornada de la semana con recortes que de nuevo llegaban a rozar hasta el 5%.

Sin embargo, la posibilidad de que el Alto Tribunal dé un vuelco a su decisión ha permitido a las entidades borrar sus caídas de forma súbita. Liberbank, que en su peor momento del día llegó a caer más de un 7%, se anotaba al cierre de la sesión cerca de un 2%, mientras que BBVA, rozaba el 1% de ganancias. CaixaBank y Bankinter registraron avance subían levemente por encima del 1%. Las ganancias de Unicaja se aproximaron al 0,5%, mientras que Bankia se anotó un leve 0,1%. Peor suerte corrieron Santander y Sabadell, que no lograron evitar los números rojos, aunque sus caídas, del 0,13 y el 0,33%, respectivamente, fueron muy inferiores a las caídas superiores al 2,5 y el 4,5% que llegaron a registrar durante la jornada.

Los avances de este viernes apenas sirven para limar parte de las pérdidas registradas el día anterior. Los inversores han reaccionado con gran inquietud a un fallo judicial que abre notables incertidumbres sobre su posible impacto en el sector, que algunas entidades, como Alantra, han cifrado en hasta 18.000 millones si se aplicara con una retroactividad absoluta. En cambio, Credit Suisse considera que ante la hipótesis más factible de que la retroactividad solo se extendiera a los últimos cuatro años, el impacto apenas superaría los 2.000 millones de euros, lo que parece “muy manejable”.

El nuevo anuncio del Supremo ha permitido a los bancos borrar las fuertes caídas que registraban a inicios de la sesión

En cualquier caso, la revisión que hará el Supremo de la sentencia parece abrir la puerta a que finalmente la medida la amenaza se diluya, evitando así un nuevo golpe sobre un sector sobrado de probolemas. No en vano, aun con la recuperación registrada en la segunda parte de este viernes, la banca se mantiene como uno de los principales lastres del Ibex en 2018, con cuatro entidades entre los seis peores valores del índice en el ejercicio. Sabadell, BBVA, Bankia y Santander acumulan caídas superiores al 20% en el año.

El repunte de los bancos permitía al Ibex salvar la sesión con unas leves ganancias del 0,03%, tras haber llegado a caer más de un 1% y tocar sus niveles más bajos desde diciembre de 2016. El avance del índice español ha estado liderado por Viscofan, que se ha anotado cerca de un 2,5%, mientras que Iberdrola y Red Eléctrica sumaron algo más del 1,5%.

La aplicación del fallo del Supremo, en los términos aprobados este jueves, supondría un varapalo enorme en las cuentas de resultados de las entidades. Morgan Stanley, uno de los gigantes de Wall Street, ha advertido de que el impacto para la banca española será muy significativo y sitúa la factura entre 7.000 y 9.000 millones de euros. La banca mediana será la más penalizada, especialmente Bankia y CaixaBank, según los expertos.

La firma norteamericana toma como referencia que el importe de una hipoteca media en España oscila entre 100.000 y 150.000 euros con unos costes promedio de entre 4.000 y 5.000 euros. Asumiendo que el 60% se destina a impuestos y el resto de los gastos (notario, registro y tasación) se divide entre bancos y clientes, el coste de los AJD ascenderían a entre 3.000 y 4.000 euros por cada hipoteca.