Economía

China estudia impulsar la compra de coches y da alas al sector de automoción en bolsa

Las autoridades chinas estudian reducir en un 50% los impuestos a la compra de vehículos para reactivar un mercado que apunta a su primera contracción en dos décadas

logo
China estudia impulsar la compra de coches y da alas al sector de automoción en bolsa
China estudia impulsar la compra de vehículos y da alas al sector de automoción en bolsa.

Exposición de vehículos Volkswagen. EFE

Resumen:

La industria automovilística abre la semana con buenas nuevas. Las que le llegan desde China, donde las principales autoridades económicas estarían estudiando un plan para impulsar la venta de coches. Según informaciones adelantadas por la agencia Bloomberg, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el principal organismo de planificación económica del gigante asiático, habría propuesto una reducción de los impuestos a la compra de vehículos de hasta el 50%, desde el 10% actual al 5%.

La propuesta trataría de reactivar un mercado que tras años de bonanza apunta en 2018 a su primer descenso en las últimas dos décadas, lastrado por la guerra comercial con Estados Unidos y la eliminación de deducciones a la compra de vehículos, en una economía cuya desaceleración es cada vez más notoria. El pasado mes de septiembre, la venta de coches en China se redujo un 12%, hasta 2,06 millones de unidades, reduciendo el crecimiento acumulado en el año al 0,6%, justo antes de un último trimestre que se presenta especialmente desafiante.

China se ha convertido en los últimos años en el mercado de mayor crecimiento para la industria automotriz y sus debilidades recientes son responsables en gran medida del mal tono del sector en bolsa -el índice sectorial europeo ha perdido más de un 25% de su valor en los últimos nueve meses, con compañías como Volkswagen, Daimler o BMW entre los principales damnificados.

Volkswagen, Porsche y Daimler celebran la noticia con ganancias superiores al 4,5%

Por eso no supone una sorpresa que sean este lunes esas compañías se incluyan entre las que más festejan este posible estímulo al comercio de coches en China, con sus mayores ganancias en más de dos años. Volkswagen sube cerca de un 6% a media sesión, al que Porsche, su principal accionista. En el caso de Daimler, matriz de Mercedes, Peugeot Renault y BMW, las alzas superan el 4%.

El buen tono del sector tiene aún un reflejo mayor entre los fabricantes de componentes para el automóvil. La firmas francesas Faurecia y Valeo se disparan por encima del 7 y del 8%, respectivamente, mientras que la alemana Schaeffler se aproxima al 12,5% de ganancias. Un buen tono que también se deja notar en la bolsa española, gracias al tirón de Cie Automotive y Gestamp, ambas con ganancias que superan el 3%. Entre los fabricantes de neumáticos, Continental supera el 5,5% y Michelin se acerca al 4%.

Estas noticias propician alzas en torno al 5% en el índice sectorial del EuroStoxx, en su mayor alza en más de tres años, y le permite remendar parte de su castigo reciente. El sector de automoción ha estado en el ojo de la tormenta provocada por las medidas proteccionistas del presidente estadounidense, Donald Trump, y también se ha visto zarandeado por la sucesión de escándalos relacionados con las emisiones de los motores diésel.

Todo esto, más los desafíos económicos en China, añaden incertidumbre a un sector que, pese a haber disfrutado en los últimos años de un ciclo expansivo muy intenso, no ha logrado despejar las dudas que genera sobre su futuro la transición hacia la movilidad del futuro, que demanda a las compañías del sector fuertes inversiones en tecnologías para el desarrollo del vehículo eléctrico y autónomo.