Economía | EmpresasLa petrolera cierra la compra de la eléctrica por 733 millones

Repsol dejará de usar la marca ‘Viesgo’ y venderá luz y gas sólo con su nombre

logo
Repsol dejará de usar la marca ‘Viesgo’ y venderá luz y gas sólo con su nombre
Oficinas de Repsol.

Oficinas de Repsol. EFE

Resumen:

Repsol va definiendo su estrategia comercial para desembarcar en el negocio de la venta de luz y gas a particulares y empresas tras la compra de activos de Viesgo por 750 millones de euros. El gigante energético no tiene intención de seguir utilizando la marca Viesgo para el negocio de comercialización de luz y gas, y utilizará su propia enseña en el nuevo negocio.

La sociedad en que la petrolera se estrena en el nuevo negocio se denomina Repsol Electricidad y Gas, y la marca comercial con la que entrará en el mercado será directamente la de Repsol, aprovechando la fortaleza de su enseña, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras de la decisión, que apuntan que se concretará de manera inminente.

Repsol va definiendo su estrategia comercial para desembarcar en el negocio de la venta de luz y gas a particulares y empresas tras la compra de activos de Viesgo, una operación que acaba de cerrar a un precio definitivo de 733 millones de euros. El gigante energético no tiene intención de seguir utilizando la marca Viesgo para el negocio de comercialización de luz y gas, y usará sólo su propia enseña en el nuevo negocio.

La sociedad en que la petrolera se estrena en el nuevo negocio se denomina Repsol Electricidad y Gas -que mantendrá su sede en Santander-, y la marca comercial con la que entrará en el mercado será directamente la de Repsol, aprovechando la fortaleza de su enseña, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras de la decisión, que apuntan que se concretará de manera inminente.

En el norte de España, donde la eléctrica tiene más presencia, se usará un tiempo la enseña ‘Viesgo es ahora Repsol’

El objetivo de Repsol es utilizar una marca tan reconocida como la suya como palanca comercial para atraer nuevos clientes y sumarlos a los 750.000 con los que cuentan actualmente las comercializadoras de Viesgo. En cualquier caso, como Viesgo sí que se trata de una enseña muy reconocible en el norte de España (singularmente Cantabria, Asturias y Galicia), durante un periodo de transición en esos mercados regionales sí que se mantendrá temporalmente la denominación y se visibilizará el cambio con un “Viesgo es ahora Repsol”.

Repsol cuenta con cerca de un millón de clientes diarios que pasan por su red de gasolineras y también llega a cinco millones de hogares en España gracias a la venta de butano y propano. La compañía dirigida por Josu Jon Imaz quiere aprovecharlo para explotar sinergias y atraer clientes de otros negocios a su nueva actividad de luz y gas. Una de las iniciativas que pondrá en marcha, por ejemplo, será ofrecer descuentos a los clientes eléctricos y gasísticos en su red de estaciones de servicio.

Los planes de Repsol son ambiciosos como comercializadora de luz y gas y pasan por alcanzar los 2,5 millones de clientes (hogares y empresas) en España en el horizonte de 2025, con una cuota de mercado de entorno a un 5% en ambos mercados desde el 2% actual. Una cuota que le colocaría a mucha distancia de las grandes IberdrolaEndesa o Naturgy, pero en el entorno en los que se mueve EDP.

Repsol acaba de anunciar el cierre de la operación de compra de Viesgo. El acuerdo con los fondos Macquarie y Wren House contempla la adquisición por unos 733 millones de los activos de generación hidroeléctrica y con centrales de gas de  la compañía con una potencia de 2.350 megavatios (que se suman a los 600 MW con los que ya cuenta la petrolera y que aspira a incorporar otros 1.600 MW hasta 2025) y también sus comercializadoras de luz y gas.

La actual Viesgo seguirá en el mercado español utilizando su propia marca (el cambio de Repsol era casi obligado para evitar solapamientos), pero ahora centrada en su negocio de distribución eléctrica con 31.000 kilómetros de redes y la generación eléctrica con renovables tanto en España como en Portugal.