Los reguladores de Estados Unidos han impuesto una multa de 1.340 millones de dólares (1.170 millones de euros) al banco francés Société Générale por una serie de prácticas “improcedentes” relacionadas con la violación de las sanciones del país norteamericano a Cuba.

En concreto, la multa se compone de varias sanciones individuales impuestas por la Reserva Federal (Fed), el Departamento de Justicia, la Oficina de control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro, el Departamento de Servicios Financieros del estado de Nueva York y la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Nueva York.

La Fed ha acusado a la entidad financiera de no tener políticas y procedimientos “suficientes” para asegurarse de que las actividades realizadas en sus oficinas fuera de Estados Unidos cumplían las leyes estadounidenses, informa Europa Press. 

Asimismo, la autoridad monetaria del país norteamericano ha ordenado a Société Générale que implemente y mejore un programa para asegurar que cumple a nivel global con las sanciones impuestas por la Oficina de control de Activos Extranjeros.

La sanción obliga a despedir a todos los empleados relacionados con el incumplimiento de las sanciones e impide que el banco los vuelva a contratar.