Economía | Empresas

El recibo de la luz baja otra vez y acumula dos meses consecutivos de descensos

logo
El recibo de la luz baja otra vez y acumula dos meses consecutivos de descensos
Una torre de electricidad.

Una torre de electricidad. D. P. P.

Resumen:

El precio de la electricidad y, con él, el recibo de luz venían registrando incrementos constantes desde principios de año. Pero tras siete meses seguidos de subidas, en octubre y noviembre se han registrado dos rebajas consecutivas por el comportamiento de las cotizaciones internacionales de las materias primas y coincidiendo con el plan urgente del Gobierno para frenar el alza de la luz.

Para un cliente tipo -con una potencia contratada de 4,4 kilovatios y un consumo anual de 3.500 kWh- la factura eléctrica de este noviembre se situará en los 67,4 euros, que sigue siendo una de las más caras de la historia (junto con enero de 2017 y sus 73,9 euros, los 70,5 euros del pasado septiembre y los 68,3 euros del pasado agosto y los 68,1 euros de octubre).

Con estos 67,4 euros marcados este mes el recibo se sitúa un 1% por debajo de la factura de octubre (cuando ya cayó un 3,4%), pero aún está ligeramente por encima, un 0,3%, de la de noviembre del año pasado y un 2,6% por encima de la media de los últimos cuatro años, según los datos del consultor energético Francisco Valverde adelantados por El Periódico de la Energía.

Hasta hace un par de meses, la evolución de la tarifa de luz regulada –la que pagan más de once millones de clientes en España adscritos al denominado Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC)- se encaminaba hacia un récord, se dirigía a que 2018 fuera el año con la luz más cara de la historia. Las rebajas de octubre y noviembre la alejan del máximo histórico, pero poco.

Con la evolución del precio de la electricidad hasta ahora y lo que anticipa el mercado de futuros, la factura regulada puede situarse en todo el año para el cliente tipo en los 785 euros. La factura anual sería así la segunda más cara de la historia, por debajo del máximo histórico registrado en 2012 con 793 euros de pago anual.

El mercado eléctrico se enfría… pero sigue caro

La tarifa de luz regulada cae porque el mercado mayorista de electricidad –a cuya evolución está directamente ligada- también está enfriándose. El conocido como pool eléctrico,  en el que generadoras colocan su electricidad para el día siguiente, venía acumulando subidas mes tras mes desde mayo. Pero octubre y noviembre han venido con descensos de la cotización.

En noviembre el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista se ha situado en los 62 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un 4% menos que en octubre (cuando ya se registró un fuerte descenso del 8,7%), según datos del gestor del mercado OMIE.

El Gobierno lleva semanas anticipando la bajada del precio de la electricidad, e incluso presumiendo de que su plan de choque para frenar la espiral alcista ha venido consiguiendo dar la vuelta al escenario: España ha pasado de ser el país en que más subía la energía a colocarse entre los que más baja.

El Ministerio para la Transición Ecológica, comandado por Teresa Ribera, ha emprendido medidas urgentes para parar la continua subida de luz. A la espera de reformas estructurales del mercado de la electricidad y de la fiscalidad que vendrán en unos meses, el Ejecutivo ha aplicado de manera inmediata, y durante seis meses, la suspensión del impuesto del 7% a la producción eléctrica y una exención del céntimo verde para el uso de gas para producir electricidad.

Desde el sector ser reconoce que las medidas del Gobierno han servido para enfriar la cotización del mercado, pero vinculan la rebaja de la electricidad más directamente con la caída de los precios del gas natural y de los derechos de emisión de CO2, al tiempo que la producción eólica -que sirve para moderar la cotización del mercado mayorista- ha sido mayor.

Dada la evolución del mercado mayorista y los contratos de futuro para el próximo mes, el precio medio previsto del mercado eléctrico español en todo 2018 será 57,2 euros por MWh, un precio 9,7% mayor que el de 2017, según las estimaciones de la Asociación de Empresas de Gran Consumo de Energía (AEGE). De confirmarse esta previsión, 2018 sería el segundo año con el precio medio del mercado eléctrico más caro de las últimas dos décadas.