El PSOE quiere que el reconocimiento a una indemnización para todos los afectados por la quiebra del Banco Popular y la salida a Bolsa de Bankia sea eliminado del dictamen que aprobó la comisión del Congreso que investigó la crisis financiera.

Así lo ha plasmado en el voto particular registrado en la Cámara Baja y que se votará, junto con los del resto de grupo, en uno de los primeros Pleno del Congreso del mes de febrero.

En el texto, al que ha tenido acceso Europa Press, se pide suprimir la formulada por Esquerra Republicana, y que figura en el apartado de ‘Transparencia y protección de consumidores’: “Es de justicia que se indemnice por parte de todos aquellos afectados por el Banco Popular que fueron víctimas del no-funcionamiento de todos aquellos organismos responsables de la supervisión de las entidades bancarias, además de sus dirigentes”, reza la redacción que hizo suya la comisión y que ahora los socialistas quieren eliminar.

No es la única mención expresa que el PSOE busca eliminar en la votación del Pleno, ya que también suprime el reconocimiento de que “todos los compradores” de acciones de Bankia a su salida a Bolsa “pueden demandar por este error en el consentimiento, y esto tendrá previsiblemente un coste cercano a 3.000 millones para la entidad”.

Otras de las propuestas que buscarán eliminar, en la votación de los votos particulares durante el Pleno monográfico que celebrará el Congreso en el próximo período de sesiones, previsiblemente en febrero, será la realización de una auditoría completa de las operaciones y cuentas de la Sareb, pasadas y presentes, con la presentación de sus resultados.

Asimismo, quieren eliminar la propuesta de reforma de la Ley hipotecaria y que garantizaría que en todos los contratos hipotecarios para adquirir una primera vivienda se establezca “como norma general y obligatoria” la garantía de responsabilidad limitada al importe de los bienes hipotecadas.

Por otro lado, el PSOE también busca sacar de las conclusiones de la comisión la condena al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por “agravar” los perjuicios de la crisis por su “retraso en la adopción de medidas”, y también a su conocido Plan E, que fue tipificado como “un colosal error” al presentar pérdidas por 7.836 millones de euros y numerosas irregularidades en su aplicación”.

“Malgastar los fondos públicos en medidas como el ‘Plan E’ detrajo recursos preciosos y agravó los problemas de morosidad de las administraciones públicas y desequilibrios de las cajas de ahorro”, sentencia esta conclusión, incluida a propuesta de Ciudadanos.

Asimismo, buscan eliminar la crítica de que el Gobierno socialista entre 2008 y 2011 “faltó a su deber de transparencia y al principio de precaución al minimizar la gravedad de la crisis en su fase inicial”, y también que “no cabe justificar esta decisión alegando que se pretendía evitar mayores perjuicios a los ciudadanos”.

Por último, el PSOE busca rebajar la crítica al Banco de España a la hora de autorizar la contabilización el deterioro de las entidades que acabaron conformando Bankia contra reservas en lugar de en la cuenta de resultados.

Si la comisión había aprobado sentenciar que “el Banco de España incurrió en una grave irregularidad de consecuencias nefastas” al permitir esta operación, el PSOE quiere dejarlo en que el supervisor “incurrió en un desacierto que pudo agravar las dificultades”.