Economía | Empresas

El consejo de Sareb paraliza la venta de su socimi para iniciar un proceso transparente

Los consejeros del 'banco malo' cuestionan la ortodoxia de las negociaciones con TPG y deciden lanzar un proceso ordenado de venta

Estreno en el MAB de la socimi Tempore.

Estreno en el MAB de la socimi Tempore.

La venta de Tempore Properties, la socimi de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, estaba prácticamente cerrada, pero hizo aguas en el último momento. Sareb y el fondo de inversión TPG cerraban los últimos flecos de la operación cuando el consejo del llamado ‘banco malo’ decidió rechazar la oferta. Ante el desconcierto del grupo americano, los consejeros de Sareb exigieron el lanzamiento de un proceso de venta ordenado y transparente, informan a El Independiente fuentes conocedoras de los hechos.

Tempore, que acaba de realizar una ampliación de capital no dineraria por 150 millones y gestionará próximamente 3.300 activos inmobiliarios valorados en 325 millones, recibió a finales de noviembre varias ofertas. La propuesta de TPG se impuso a las demás, pero el proceso no gozó de todas las garantías, de ahí que los miembros del máximo órgano de decisión de Sareb optasen por bloquear la transacción.

Sareb cerraba los últimos flecos con el fondo TPG, accionista de empresas como Spotify, Airbnb y Burger King

«Tiene sentido, especialmente teniendo en cuenta que puede generar problemas legales que una agencia del gobierno realice procesos exclusivos», señalan fuentes del sector. «Los consejeros, cada vez más, han de ser cuidadosos con las operaciones que aprueban o pueden incurrir en faltas graves», añade otro.

Así, el que parecía que iba a convertirse en el nuevo propietario de la socimi, TPG, es accionista de empresas como Spotify, Airbnb, Burger King, Lenovo, Ducati y Grohe, entre otras.

Sareb, participado por el Estado con el 45% del capital, quería cerrar la operación antes de final de año y mejorar el aspecto de unas cuentas en las que, un año más, van a destacar los números rojos. Ahora, sin embargo, la operación tendrá que esperar hasta 2019.

Sareb, participado por el Estado con el 45% del capital, ha de extremar la pulcritud de los procesos de venta

La cartera Tempore traspasada por Sareb se concentra en un 80% en áreas metropolitanas de grandes capitales y el resto en áreas geográficas con una demanda significativa en el mercado de alquiler, como Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga o Almería.

La gestión de esta cartera corresponde a Azora, que se encarga directamente de las labores de administración y comercialización de los activos. La sociedad está liderada por el director de alquileres de Sareb, Nicolás Díaz Saldaña. Antes de su llegada a Sareb, Saldaña tuvo a su mando el área internacional de Metrovacesa durante el periodo más complicado de la crisis inmobiliaria.

Díaz Saldaña reconoció a principios de noviembre en un encuentro con periodistas que había varios inversores interesados en la adquisición de Témpore, valorando hacer una oferta. «Todas las posibilidades están abiertas, desde la venta de un porcentaje hasta la compañía en su conjunto, aunque es una transacción que no estamos liderando desde la socimi, sino desde la propia Sareb», explicó.

Varias fuentes del sector financiero señalan que Sareb debería extremar la pulcritud de las operaciones que protagoniza, especialmente después de que algunas instituciones hayan llamado la atención sobre ventas irregulares.

El Banco de España llamó la atención sobre las dudosas actuaciones de la Sareb tras una inspección en un informe al que tuvo acceso El Independiente. 

Comentar ()