Economía | Empresas IMPROVISA UN COLCHÓN DE 250 MILLONES ADICIONALES

El Gobierno inyecta aún más dinero extra para cuadrar las cuentas del sistema eléctrico

El Ejecutivo quiere utilizar los próximos PGE para elevar otra vez los fondos que puede trasvasar al sistema eléctrico de las subastas de los derechos de emisiones de CO2 y elevarlos hasta los 1.000 millones, frente a los 750 millones previstos.

logo
El Gobierno inyecta aún más dinero extra para cuadrar las cuentas del sistema eléctrico
Una torre de electricidad.

Una torre de electricidad. D. P. P.

Resumen:

El Gobierno ha decidido inyectar más fondos al sistema eléctrico y asegurarse así de que cuadrarán las cuentas en 2019. La orden de peajes eléctricos para el próximo año ya contemplaba algunas inyecciones de dinero excepcionales para conseguir equilibrar los ingresos y los costes, pero ahora utiliza fórmulas adicionales para sumar más dinero.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha utilizado el decreto sobre ayudas al cierre de minas para elevar hasta los 1.000 millones de euros los fondos procedentes de la subasta de derechos de emisión de CO2 para cubrir gastos del sistema eléctrico. El Gobierno ya había elevado a para el pasado año de 450 a 750 millones el límite que podía sacar de estas subastas para cuadrar las cuentas del sistema eléctrico en 2018, ahora lo eleva hasta 1.000 millones para el próximo ejercicio.

Así se recoge en el decreto sobre minería publicado en el BOE el pasado sábado, el mismo día en el que se incluía en el boletín oficial la orden de peajes (en la que la previsión era utilizar sólo 750 millones de las subastas de derechos de emisión de CO2 como en 2018, un límite que finalmente y mediante otra norma se ha decidido superar).

La nueva inyección de fondos llega después de que el Gobierno ya contemplara fórmulas excepcionales para evitar que el sistema eléctrico registre déficit el próximo año. El Ministerio comandado por Teresa Ribera ya había ordenado sacar hasta 455 millones de euros de la hucha de la luz (el superávit del sistema acumulado en los últimos años) para cuadrar el desajuste entre ingresos y costes provocado por el plan de choque para frenar la subida de la luz.

El Ministerio para la Transición Ecológica prevé unos costes del sistema para 2019 de 18.006 millones de euros y los ingresos serán de 17.553 millones. Por eso optaba por adoptar medidas excepcionales como recurrir a esa hucha para congelar los peajes por quinto año consecutivo y evitar volver al famoso déficit de tarifa.

La obtención de estas inyecciones extraordinarias en principio está supeditada a que se incluyan en los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que está por ver si el Ejecutivo consigue sacar adelante y para los que de momento no tiene apoyo parlamentario suficiente.