Economía | Empresas

Las ventas de coches diésel se hunden y su cuota cae a niveles de los años noventa

Las  matriculaciones de vehículos de gasóleo registran su sexto año consecutivo de caídas.

logo
Las ventas de coches diésel se hunden y su cuota cae a niveles de los años noventa
El diésel se muere.

Los vehículos diésel generan emisiones de dióxido de nitrógeno muy superiores a las de los motores de gasolina. EFE

Resumen:

Para el negocio de la comercialización de automóviles 2018 ha estado partido en dos. Frente a los avances de la primera mitad del año, la entrada en vigor el 1 de septiembre del nuevo modelo de homologaciones y emisiones WLTP ha desencadenado cuatro meses consecutivos de caídas de las matriculaciones. Una sucesión de bajadas durante un cuatrimestre que no se producía desde hace seis años.

En el conjunto de 2018 las ventas crecieron. Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España alcanzaron un volumen de 1,32 millones de unidades en 2018, lo que supone un incremento del 7% en comparación con el ejercicio precedente, cuando se comercializaron 1,23 millones de unidades, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

En diciembre del año que acaba de terminar, las entregas de este tipo de vehículos en el mercado nacional se situaron en 99.291 unidades, lo que se traduce en un descenso del 3,5% en comparación con el mismo mes de 2017. Desde las principales patronales del sector destacan que es el primer mes de diciembre en el que caen las ventas de automóviles desde 2012.

Superadas ya las distorsiones de mercado que provocó la entrada en vigor de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP, solo cabe achacar la caída de las matriculaciones a una debilidad real de la demanda, que se ve más claramente en el canal de particulares. «Las incertidumbres en el mercado están retrasando las decisiones de compra», aclaran.

Unas incertidumbres que van desde las restricciones de circulación que se preparan en algunas ciudades a los coches diésel, la futura prohibición (en principio en 2040) de matriculación de los coches de combustión y, desde ya, las subidas de los impuestos al diésel. Los coches de gasóleo son los más castigados, o al menos así se percibe por el consumidor y esto ha tenido un reflejo directo en las ventas.

Las ventas de vehículos diésel han vuelto a perder terreno en 2018 frente a las de gasolina por sexto año consecutivo, con lo que su cuota en el mercado español se ha situado a niveles de 1995. La proporción de vehículos diésel frente a los de gasolina ha caído nuevamente este ejercicio al ser considerados más contaminantes que los segundos y por el empuje que registran año tras año las motorizaciones alternativas (híbridas y eléctricas).

De las 1.321.438 de turismos y todoterrenos matriculados el año pasado, el 31,3 % de ellos está impulsado por motores diésel; el 48,9 % es de gasolina, y el 5,4 % son híbridos y eléctricos. En 1995 las motorizaciones diésel registraban un 33,2 % del total, frente al 66,8 % de gasolina. El pasado año, el mercado diésel empezaba pujante, con una cuota del 41,8 %, para ir reduciéndose paulatinamente hasta encontrar en noviembre su nivel más bajo, con un 30,5 % del total.

En paralelo, las matriculaciones de vehículos eléctricos en España alcanzaron las 21.181 unidades en 2018, lo que supone un incremento del 62,6% en comparación con las 13.021 unidades que se entregaron en el año anterior, según datos publicados por la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive).

En el ejercicio se matricularon 6.132 turismos, 1.825 furgonetas, 3.938 ciclomotores y 3.352 motocicletas. En cuanto a las marcas, Smart registró 1.459 turismos eléctricos puros matriculados, Renault apuntó 767 matriculaciones de furgonetas y Gogoro 848 de motocicletas. En el último mes del año se registraron 2.232 vehículos eléctricos puros matriculados y 832 híbridos enchufables y, en el acumulado del año, se efectuaron 15.495 matriculaciones de vehículos eléctricos puros (BEV) y 5.686 híbridos enchufables (PHEV).