// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en los jardines de La Moncloa.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en los jardines de La Moncloa. EP

Política

El 96% de los coches del Estado son diésel o gasolina

El parque móvil de la Administración General está formado por 10.381 vehículos, de los que tan sólo 99 son eléctricos

El Estado tendrá que hacer frente a una elevada inversión en los próximos años para renovar su parque móvil a fin de cumplir la promesa con la que el Gobierno de Pedro Sánchez pretende reducir la contaminación ambiental: la prohibición de circulación para todos los vehículos que no ofrezcan emisiones cero a partir de 2040. Los coches que equipan motores diésel y gasolina representan en estos momentos el 96% de la flota del sector público estatal, en la que los eléctricos no llegan ni siquiera a la centena.

La revolución ambiental y energética es uno de los banderines de enganche que enarbola Sánchez desde que alcanzó la Presidencia del Gobierno a principios de junio tras prosperar la moción de censura, confiando la responsabilidad de colocar las bases para la transición energética a Teresa Ribera. La hoy ministra dirigió la Oficina de Cambio Climático (2004 y 2008), estuvo al frente de la Secretaría de Estado de Cambio Climático (2008-2011) y coordinó el Consejo Asesor para la Transición Ecológica de la Economía en el PSOE.

En el marco de esa estrategia, el Ejecutivo ha anunciado ya dos medidas de gran calado: un incremento del impuesto que grava el diésel a partir de 2019 con la intención de elevar la recaudación (el Gobierno prevé ingresar 670 millones más el próximo año) y la prohibición de venta de coches diésel, gasolinas e híbridos en 2040, en línea con el objetivo ya fijado por otros países europeos. De materializarse este anuncio, sólo podrían circular a partir de dicha fecha los utilitarios eléctricos puros, de hidrógeno o los que funcionaran con otra tecnología limpia que se desarrolle en el futuro.

Los 17 ministerios que integran actualmente la Administración General del Estado disponen de 10.381 vehículos, de los que 10.198 son en propiedad y el resto en régimen de renting (171) o alquiler (12). Los coches más antiguos se matricularon en 1972 y los más nuevos han entrado en servicio este mismo año, según se detalla en la respuesta que el Ministerio de Hacienda ha ofrecido a través del Portal de la Transparencia.

El parque móvil de la Administración General del Estado está formado por 10.381 vehículos, de los que tan sólo 99 son eléctricos

De acuerdo con los datos declarados al Registro de vehículos del sector público, el grueso de la flota utiliza el diésel como combustible. Son exactamente 7.468 (el 72 % del total), muy por delante de los coches de gasolina (2.496). De esta forma, tan sólo 417 usan otras fuentes de energía para funcionar: 318 son híbridos (combinan un motor eléctrico y otro de propulsión) y tan sólo 99 eléctricos.

Por volumen de parque, es el Ministerio para la Transición Ecológica el que tiene adscritos más vehículos. En concreto, el departamento que dirige Ribera cuenta con 2.605, lo que representa una cuarta parte del total del Estado. De ellos, 2.186 son de gasóleo (83,9 %) y 387 de gasolina, disponiendo de 16 híbridos y otros tantos eléctricos. La antigüedad oscila entre 1984 (algunos de los que tienen motor para gasóleo) y 2018, en este caso los que usan energía eléctrica almacenada en baterías recargables.

 

PARQUE MÓVIL DEL ESTADO
MINISTERIO TOTAL GASOLINA DIESEL HÍBRIDOS ELÉCTRICOS
Jefatura del Estado *
Transición Ecológica 2.605 387 2.186 16 16
Interior 766 237 504 21 4
Trabajo, Migraciones y Seguridad Social 374 67 301 6 0
Sanidad, Consumo y Bienestar Social 51 1 50 0 0
Política Territorial y Función Pública 421 119 243 59 0
Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad – Presidencia del Gobierno 243 35 207 0 1
Justicia 0
Industria, Comercio y Turismo 186 77 101 7 1
Hacienda 1.226 633 469 124 0
Fomento 2.148 268 1.766 63 51
Educación y Formación Profesional 7 0 7 0 0
Economía y Empresa 0
Defensa 709 158 527 11 13
Cultura y Deporte 10 0 10 0 0
Ciencia, Innovación y Universidades 523 53 459 2 9
Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación 674 409 257 8 0
Agricultura, Pesca y Alimentación 438 52 381 1 4
TOTAL 10.381 2.496 7.468 318 99
Fuente: Ministerio de Hacienda

 

Con 2.148, es Fomento el segundo ministerio con más coches. Y son los diésel (1.766) los que representan también la proporción más elevada: el 82,2 %. El área que comanda José Luis Ábalos -competente en materia de obras públicas y comunicaciones- es el que cuenta con más vehículos eléctricos (51) y el segundo en híbridos (63).

En términos relativos, mayor peso aún tiene el gasóleo en el parque automovilístico de Cultura y Deporte (10 de 10), en Educación y Formación Profesional (7 de 7) y en Salud, Consumo y Bienestar Social (98 %). Este último departamento ministerial cuenta con 51 vehículos, de los que 50 usan dicho combustible. Tiene también a su disposición uno de gasolina, en servicio desde hace tres años.

Hay dos ministerios (Cultura y Deporte y Educación y Formación Profesional) en los que todos los coches adscritos utilizan el gasóleo

En el caso de Interior, llama la atención que el número de vehículos declarados (766) es muy inferior al que sólo la Policía Nacional aseguraba tener en una memoria justificaba fechada el pasado 19 de julio. En ese documento interno, el Cuerpo cifraba su parque automovilístico en 1.829 coches, de los que 1.276 eran en régimen de renting y 553 en propiedad. El parque de este ministerio se completa con los que utiliza la Guardia Civil, con lo que la cifra completa debe de ser muy superior a la declarada.

Desglosados por tipología de combustible, 504 (65,7 %) de las 766 unidades utilizan diésel, lo que arroja una proporción inferior a la que se registra en otros ministerios. Interior dispone ya de 21 coches híbridos y cuatro eléctricos, según los datos que constan en el registro de vehículos del sector público.

Pese a tener 57 unidades menos, la flota de Defensa triplica el número de coches eléctricos de Interior al contar ya con 13. El departamento del que dependen los ejércitos y los servicios de Inteligencia  suma también 11 híbridos, cifras testimoniales en relación con la presencia de vehículos de gasóleo (527) y gasolina (158).

Hacienda, el que tiene más híbridos

Hay dos ministerios (Justicia y Economía y Empresa) que aseguran no tener ningún ningún utilitario en propiedad, mientras que tres -Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Cultura y Deporte, y Educación y Formación Profesional- no declaran ningún coche ni híbrido ni eléctrico.

Sólo hay dos ministerios (Hacienda y Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación) en los que el número de vehículos de gasolina es superior al de los que repostan gasóleo. Así, de los 1.226 con que cuenta Hacienda, más de la mitad (633) son de gasolina, mientras que los diésel son 469. Este ministerio no dispone de ninguno eléctrico, pero es el que más híbridos tiene: 124.

En cuanto al departamento a cuyo frente se encuentra Josep Borrell, máximo responsable de la diplomacia española, los de gasolina (409) representan el 60,2 %, mientras que los de gasóleo (257) suponen el 38,13 % del total. La flota de este ministerio se completa con ocho vehículos híbridos.

La organización de consumidores Facua dice ser “consciente” de que la “inmensa mayoría” de los vehículos del Estado son “heredados de gobiernos” anteriores y de que la sustitución inmediata de su flota en propiedad supondría un “despilfarro”. Ahora bien, sí considera que el Ejecutivo debe acompasar sus promesas con un calendario concreto. “Consideramos importante que, en aras de que el Gobierno asuma el mensaje que le traslada a los consumidores sobre la necesidad de reducir la contaminación ambiental, debería anunciar un compromiso de sustitución de todos los vehículos propiedad del Estado por otros no contaminantes o de bajos niveles de emisiones y que aclare los plazos en que desarrollaría esta medida”, sostiene el portavoz de Facua, Rubén Sánchez.

Por su parte, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), que ha criticado públicamente el “veto tecnológico” del Ejecutivo de Pedro Sánchez al diésel y ha alertado de las consecuencias que ello puede tener en el empleo, ha excusado valorar el peso que los vehículos de gasóleo y gasolina siguen teniendo en la flota del Estado.

logo
El 96% de los coches del Estado son diésel o gasolina