Economía | Empresas

Los hoteles piden volver a pagar menos a la Seguridad Social por no despedir en invierno

La patronal Cehat reclama que los PGE que aprobará este viernes el Consejo de Ministros contemplen rebajas de las cotizaciones. El año pasado el descuento fue del 50%.

logo
Los hoteles piden volver a pagar menos a la Seguridad Social por no despedir en invierno
Fachada de un hotel.

Fachada de un hotel. EUROPA PRESS

Resumen:

El negocio del turismo en España es claramente estacional. El sol y playa sigue siendo el producto estrella del país y eso hace que en muchos destinos el negocio se concentre en verano, y se alternen meses de alta actividad con meses de parón total.

Muchas compañías turísticas recortan sus plantillas durante la temporada baja. Los sucesivos Gobiernos han venido aprobando en los últimos años rebajas de la cuantía de las cotizaciones a la Seguridad Social que pagan las empresas del sector turístico para evitar parte de esos despidos.

La patronal de los hoteleros reclama al Ejecutivo de Pedro Sánchez que incluya en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 –que se aprobará en el Consejo de Ministros de este viernes- rebajas similares en los pagos a la Seguridad Sociedad por sus trabajadores, con el objetivo de facilitar el mantenimiento de 50.000 empleos.

Según los datos de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), el sector da empleo a 237.434 personas en España, pero durante los meses de invierno esta cifra de empleados baja hasta 160.000 personas.

Los hoteleros reclaman al Gobierno que reduzca las cuotas aportadas a la Seguridad Social por los empleados de carácter fijo discontinuo que estén dados de alta en los meses de febrero, marzo y noviembre del año.

El negocio del turismo en España es claramente estacional. El sol y playa sigue siendo el producto estrella del país y eso hace que en muchos destinos el negocio se concentre en verano, y se alternen meses de alta actividad con meses de parón total.

Muchas compañías turísticas recortan sus plantillas durante la temporada baja. Los sucesivos Gobiernos han venido aprobando en los últimos años rebajas de la cuantía de las cotizaciones a la Seguridad Social que pagan las empresas del sector turístico para evitar parte de esos despidos.

La patronal de los hoteleros reclama al Ejecutivo de Pedro Sánchez que incluya en su proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019 –que se aprobará en el Consejo de Ministros de este viernes- rebajas similares en los pagos a la Seguridad Sociedad por sus trabajadores, con el objetivo de facilitar el mantenimiento de 50.000 empleos.

Según los datos de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), el sector da empleo a 237.434 personas en España, pero durante los meses de invierno esta cifra de empleados baja hasta 160.000 personas. Los hoteleros reclaman al Gobierno que reduzca las cuotas aportadas a la Seguridad Social por los empleados de carácter fijo discontinuo que estén dados de alta en los meses de febrero, marzo y noviembre del año.

Unas bonificaciones han venido aplicándose por las sucesivas Leyes de Presupuestos Generales del Estado, inicialmente en el mes de noviembre de 2012, y posteriormente a los meses de marzo y noviembre de los ejercicios 2013, 2014 y 2015, ampliándose en 2016, 2017 y 2018 a febrero, además de marzo y noviembre. Las bonificaciones de este año eran del 50% del importe de las cotizaciones.

En los PGE de 2018 esta medida aparece en una disposición adicional única. Sin embargo, esta medida no podrá ser aplicada en 2019 en caso de prórroga de los Presupuestos, ya que la misma no aplica a aquellas medidas que no se encuentren entre el articulado. Por ello, la Cehat reclama al Ministerio de Trabajo que se incluya esta medida en los presupuestos de 2019.

La estacionalidad del turismo en España ha hecho que entre las empresas del sector se haya perpetuado durante décadas la figura del fijo discontinuo: empleados que trabajan sólo en los meses en que hay actividad y que cobran el subsidio de desempleo año tras año en la temporada baja. Un modelo de protección para trabajadores y para empresas a costa del erario público.

El Gobierno ha venido fomentando el alargamiento de los periodos con actividad real que tienen los fijos discontinuos en el sector turístico y, con ello, conseguir reducir la cuantía de la factura que para el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) supone esta práctica tan extendida.