Economía | Empresas la electricidad es un 25% más cara que hace un año

El Gobierno saca pecho y dice que sin su plan de choque la luz sería ahora un 10% más cara

El Ministerio para la Transición Ecológica subraya que la electricidad sube en toda Europa por el encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 pero que la de España está entre las más baratas del continente.

logo
El Gobierno saca pecho y dice que sin su plan de choque la luz sería ahora un 10% más cara
Torres de electricidad.

Torres de electricidad. ree

Resumen:

El precio de la electricidad vuelve a subir. El mercado mayorista de la electricidad –donde compañías generadoras, comercializadoras y brókeres compran y venden la energía- marcó una cotización media en enero de 62 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone una fuerte subida de casi el 25% en relación a los niveles de enero del año pasado y un ligerísimo incremento respecto al mes anterior (61,8 euros MWh en diciembre).

Desde el Gobierno se trata de lanzar mensajes de calma con dos ideas fuerza: una, que la electricidad está subiendo en toda Europa y que en España se está ahora con precios eléctricos por debajo de nuestros vecinos; y dos, que sin las medidas de urgencia activadas por el Ejecutivo el año pasado la electricidad sería ahora mucho más cara, en torno a un 10% más cara en concreto.

“A veces alarmamos innecesariamente”, ha subrayado el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, en el Congreso de los Diputados, subrayando que el precio de la electricidad hoy en España es el más barato de las grandes y medianas economías europeas. Fuentes del sector eléctrico apuntan que en efecto hoy es así, pero sólo hoy. “En toda Europa está subiendo la electricidad por han subido mucho los derechos de emisión de CO2. Pero en España hemos conseguido una evidente contención del precio de la electricidad”, ha apuntado Domínguez.

Gracias a las medidas del Gobierno, ha defendido Domínguez, está situando el precio de la electricidad “del orden del 10% por debajo de donde estaría si no se hubiesen tomado”. El Gobierno aprobó el pasado octubre un plan de choque para frenar las subidas del precio de la electricidad y del recibo de la luz que se venían registrando en los meses previos.

Un plan que tenía como pilares medidas fiscales, ya que contempla rebajas de impuestos a las compañías eléctricas por un importe de 970 millones de euros con el objetivo de que se traslade a los precios de la electricidad en el mercado mayorista.

El Ejecutivo decidió suspender durante seis meses  los efectos del impuesto del 7% que pagan las compañías que producen electricidad, sea del tipo que sea (nuclear, renovables, con carbón, con gas natural…) y que acaba repercutiéndose en el consumidor al ser trasladado por las empresas de generación al mercado mayorista de la electricidad, y de éste a la factura final. Y también durante seis meses se ejecutará una exención temporal del Impuesto Especial de Hidrocarburos para la producción eléctrica (el denominado céntimo verde) a las centrales de gas natural.