Economía | Empresas

Iberdrola bate récords y supera por primera vez los 3.000 millones de beneficio

La eléctrica dispara el dividendo y elevará un 7,7% la retribución al accionista, en línea con la mejora de los beneficios anuales.

La sede de Iberdrola en Bilbao.

La sede de Iberdrola en Bilbao. Iberdrola

Iberdrola manejaba unas previsiones de resultados ambiciosas para 2018, pero las ha cumplido. Cumple el objetivo de superar por primera vez en su historia un beneficio neto de más de 3.000 millones de euros, consiguiendo alcanzar los 3.014 millones, lo que supone un incremento del 7,5%.

Y cumple también su estimación de que cerraría el año por encima de los 9.000 millones de ebitda. El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ha registrado un resultado bruto de explotación –que mide mejor la evolución real del negocio- de 9.349 millones, con un fortísimo crecimiento del 27,7% en relación al año anterior.

Los resultados récord va por delante de las estimaciones de la compañía, y Galán ha subrayado que el beneficio obtenido permite a la compañía adelantar en un año los objetivos que la empresa se había marcado en su plan estratégico 2018-2022. Las previsión para este 2019 pasan por seguir creciendo en resultados y el grupo augura que tanto el beneficio neto como el ebitda crecerá en el entorno del 5%.

El grupo subraya que las cuentas se vieron impulsadas por las inversiones de cerca de 200.000 millones de euros realizadas en los últimos cuatro años, de las cuales 5.320 millones de euros correspondieron al ejercicio pasado, la expansión internacional, la normalización de las condiciones operativas en España y la buena marcha de todos los negocios Iberdrola compensó el impacto negativo de la evolución del tipo de cambio (de 363 millones de euros) y los menores extraordinarios registrados en el ejercicio, en comparación con el año anterior.

Más dividendo

Iberdrola cumple su compromiso de incrementar el dividendo en línea con sus resultados. Con ello, y tras el beneficio récord, el dividendo a cargo del pasado ejercicio se situará en 0,351 euros brutos por acción, un 7,7% más que el abonado en 2017.

Un importe total resultado de sumar el dividendo a cuenta de 2018 ya pagado el pasado 5 de febrero (0,151 euros brutos por acción) y otros 0,20 euros brutos por acción de dividendo complementario que se abonarán en el mes de julio, si así lo aprueba la próxima junta general de accionistas de Iberdrola convocada para el próximo 29 de marzo.

El consejo de administración de Iberdrola, además, ha aprobado también una nueva edición del programa de recompra de acciones para su posterior amortización, con lo que se anula el efecto dilutivo derivado de los programas de dividendo flexible y se mantiene el número de títulos de la Sociedad en 6.240 millones.

Comentar ()