Economía | Empresas

Iberdrola se enfrentará a Repsol en la puja por controlar el grupo de renovables X-Elio

logo
Iberdrola se enfrentará a Repsol en la puja por controlar el grupo de renovables X-Elio
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Europa Press

Resumen:

La puja por tomar el control del grupo de renovables X-Elio se va a convertir en un choque directo entre dos de los grandes grupos energéticos españoles. El fondo KKR y la familia Riberas preparan la venta del 100% de la compañía, en una valoración que superará los 1.000 millones de euros, y en la fase final del proceso además de Repsol –como informó este lunes en exclusiva El Independiente–  estará Iberdrola.

KKR, uno de los gigantes del capital riesgo global, controla un 80% de la compañía de energía solar, y la familia Riberas –principales accionistas de Gestamp y Gonvarri- mantiene el 20% restante. Ambos socios, que han contratado a Citi, Macquarie y Uría Menéndez como asesores de la operación, ya han puesto en marcha un proceso ordenado de venta y esperan recibir las ofertas concretas de los interesados en unas semanas con el objetivo de cerrar la operación a finales de marzo.

X-Elio cuenta con una lista corta de cuatro potenciales compradores. En ella figuran, entre  Repsol, Iberdrola, y también el fondo Brookfield y la firma japonesa Orix, según adelantó El Confidencial y confirman fuentes financieras conocedoras del proceso.

Repsol impulsa así su nueva estrategia de entrar en el negocio de renovables y con la intención de hacerlo por la vía rápida con una gran operación, e Iberdrola daría un paso importante para crecer en la fotovoltaica en España.

X-Elio, como pasó a denominarse hace tres años la antigua Gestamp Solar, cuenta actualmente con proyectos solares con una potencia de unos 700 megavatios (MW) con presencia en 12 países, y su plan estratégico aspiraba a alcanzar los 2.500 MW a finales de 2020.  Cuando en 2015 entró KKR en el capital de la compañía con la compra del 80% (75% a la familia Riberas o 5% a otros socios), la operación valoró la compañía de renovables en unos 900 millones de euros.