Abanca no pujará por Liberbank. El banco que preside el venezolano Juan Carlos Escotet ha anunciado este martes que da marcha atrás y renuncia a lanzar una oferta por la entidad dirigida por Manuel Menéndez.

“Abanca y su accionista de control han decidido renunciar a su interés en promover la posible operación corporativa entre Abanca y Liberbank y, en consecuencia, no formular una OPA sobre Liberbank”, señala el comunicado remitido por el banco de origen gallego a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Precisamente, Abanca apunta a la CNMV como la principal causa de su renuncia, después de que el supervisor de los mercados comunicara este lunes un ultimátum en el que instaba a Abanca a aclarar en un plazo máximo de diez días si pretendía lanzar una OPA o no por Liberbank.

El banco nacido de la integración de Caixanova y Caixa Galicia considera que, tras este requerimiento, “no resulta posible para Abanca y su accionista de control realizar la indicada revisión confirmatoria (due diligence) ni, por tanto, y como se indicaba en la carta al Consejo de Liberbank, tomar una decisión definitiva acerca de la posible formulación de una OPA sobre Liberbank”, apunta el comunicado.

El pasado viernes, Abanca había confirmado su interés en adquirir Liberbank, aunque, para ello, instaba al consejo del banco a darle acceso a información interna para comprobar el estado de la entidad formada por Caja Asturias, Caja Cantabria y Caja Extremadura y, en base a esto, llevar a cabo o no la oferta y en caso afirmativo determinar los términos de la misma.

Este movimiento fue recibido con cierto recelo por la dirección de Liberbank, donde, según algunas informaciones, se consideraba la propuesta de Abanca como un movimiento improvisado y poco riguroso, que, tal vez, sólo pretendía el tener acceso a información confidencial de un competidor.

En estas circunstancias, Liberbank recalcaba este lunes que su prioridad actualmente es continuar avanzando en la fusión que la entidad pretende llevar a cabo con Unicaja, tal y como se anunció el pasado diciembre.

Desde Abanca recalcan que llevaban varios meses trabajando en esta posible operación y defienden que han actuado “con estricto cumplimiento de la normativa aplicable y guiada por la buena fe”.

Las acciones de Liberbank han arrancado este martes con descensos superiores al 12%, mientras que Unicaja resta más de un 4%.