Economía | Empresas

La CNMV da diez días a Abanca para decir si lanza una opa sobre Liberbank

El supervisor de los mercados insta a Abanca a eliminar en su propuesta referencias a que la posible OPA está sujeta a un proceso de revisión

Oficina central de Liberbank en Oviedo

Oficina central de Liberbank en Oviedo EFE

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dado un plazo «improrrogable de diez días hábiles» a Abanca para comunicar, mediante un nuevo hecho relevante, si finalmente lanza una opa sobre Liberbank.

El plazo dado por la CNMV a Abanca se ha iniciado este lunes, cuando ha sido recibido el requerimiento, según un hecho relevante remitido por la entidad de origen gallego, recoge Efe.

En el citado requerimiento, la CNMV solicita a Abanca que en el caso de que finalmente decida lanzar una opa, lo haga según los términos previstos en el Real Decreto de OPAs», corrigiendo aquellos aspectos de la información publicada en la tarde del pasado viernes día 22 de febrero que impiden considerarla como un Oferta Pública de Adquisición. Y, en particular, eliminando toda referencia a que la opa está sujeta a un proceso de revisión, añade la CNMV.

El pasado viernes, Abanca reconoció la existencia de conversaciones con algunos accionistas de Liberbank para «promover una acción corporativa entre ambas entidades» y que de prosperar conllevaría un pago en acciones de Abanca o en efectivo.

Abanca ofrece 1.700 millones de euros para hacerse con el 100% de Liberbank mediante un canje de acciones con las fundaciones de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, y, en teoría, un pago de casi 1.300 millones al resto de accionistas.

El banco de origen gallego controlado por el venezolano Juan Carlos Escotet parece dispuesto a pagar 0,56 euros por título a los accionistas, según informó el pasado viernes a la CNMV, sin embargo, su propuesta es singular porque se articularía como una opa por fases y llega en pleno proceso de fusión de Liberbank con Unicaja Banco.

Liberbank observa con desconfianza las intenciones de Abanca. Los responsables de la entidad que dirige Manuel Menéndez consideran que la oferta preliminar anunciada el pasado viernes por Abanca es poco rigurosa y tiene visos de ser una improvisación. Y de hecho, no descartan que pueda responder, exclusivamente, a un interés oculto para acceder a información confidencial de un competidor.

Por todo esto, la dirección de Liberbank ha decidido no tener en cuenta, al menos de momento, la propuesta del banco que preside el venezolano Juan Carlos Escotet y seguirá trabajando en su proyecto de fusión con Unicaja, según han comunicado a Efe fuentes cercanas a la entidad.

Comentar ()