Economía | Empresas

Repsol sufre la crisis de Venezuela en sus cuentas con un zarpazo de 840 millones

logo
Repsol sufre la crisis de Venezuela en sus cuentas con un zarpazo de 840 millones
CVC acelera la compra del 20% de Gas Natural que controla Repsol.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, junto al consejero delegado, Josu Jon Imaz. EFE

Resumen:

Repsol presume de resultados récord en un 2018 histórico. La petrolera obtuvo un beneficio de 2.341 millones de euros el año pasado, el mayor de lo últimos ocho ejercicios. Y ello a pesar del zarpazo millonario que en las cuentas del grupo supuso su presencia en Venezuela, instalada en la inestabilidad y en la incertidumbre financiero en los últimos años.

Repsol reconoce que en su beneficio registró un enorme impacto negativo de 843 millones de euros en “saneamientos extraordinarios” en Venezuela, para cubrir el riesgo de no recuperación de los créditos, los activos fiscales y las inversiones de la compañía en el país sudamericano.

Un zarpazo que se debe, según detalla Repsol en los informes anuales remitidos a la CNMV este jueves, al retraso  en el cobro de la petrolera estatal PDVSA y al aumento del riesgo de crédito (-630 millones de euros) y, por otro lado, al aumento de la tasa de descuento (del 37,6% frente al 30% en 2017) y los cambios en los planes de explotación de las empresas en las que participa en el país (‐205 millones de euros).

Los 843 millones con el impacto que tuvo finalmente en la cuenta de resultados, pero el saneamiento contable real fue aún mayor, superando los 1.000 millones de euros el ejercicio pasado. Repsol cerró el año recortando su exposición patrimonial en Venezuela en sólo 456 millones de euros, un 70% menos que los 1.480 millones con que contaba hace un año.

Además, la petrolera comandada por Josu Jon Imaz ha realizado una evaluación de la recuperabilidad de sus inversiones y del riesgo de poder cobrar lo que le debe PDVSA. Como consecuencia de este estudio, Repsol ha realizado provisiones por riesgos o detyerioros reversibles de 1.159 millones de euros (316 millones para cubrir el riesgo de crédito y los 843 millones trasladados a la cuenta de pérdidas y ganancias).

Repsol está presente en Venezuela desde 1993 y actualmente tiene presencia en el país a través de su participación en empresas mixtas de crudo: 40% en Petroquiriquire (bloques Quiriquire, Menegrande, Barúa Motatán, todos ellos con vigencia hasta 2031) y 11% en Petrocarabobo (bloque Carabobo, con vigencia hasta 2035). También está presente en empresas licenciatarias de gas: 60% en Quiriquire Gas (vigencia hasta 2027) y 50% en Cardón IV (vigencia hasta 2036).

En 2018, la producción media de Repsol en Venezuela alcanzó los 62.000 de barriles equivalentes de petróleo día y sus reservas probadas al pasado 31 de diciembre ascienden a 514 millones de barriles equivalentes de petróleo.