Economía | Trabajo

Un "error" deja sin ampliación de paternidad a quienes tengan hijos hasta el 8-M

El Gobierno alega un error en el texto que no ha podido ser subsanado

logo
Un "error" deja sin ampliación de paternidad a quienes tengan hijos hasta el 8-M
Pedro Sánchez y Carmen Calvo, en el debate de Presupuestos.

El presidente del Gobierno y su vicepresidenta, Carmen Calvo, este martes en el Congreso durante el debate sobre los Presupuestos. EFE

Resumen:

El Real Decreto-Ley de medidas urgentes para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en el empleo, que incluye la ampliación del permiso por paternidad hasta equipararlo al de maternidad en 2021, no entrará en vigor al menos hasta el viernes por un nuevo retraso en su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Según han informado fuentes del Gobierno a Europa Press, esta demora se debe a un "error en el texto que no ha podido ser corregida a tiempo". Inicialmente, el Gobierno informó de que el decreto ley se reflejaría en el BOE este martes 5 de marzo con el objetivo de que entrase en vigor el miércoles. Sin embargo, el decreto no fue publicado y las mismas fuentes alegaron que se haría este miércoles, algo que tampoco se ha cumplido. De publicarse este jueves, día 7, podría entrar en vigor el viernes, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer.

El Real Decreto-Ley de medidas urgentes para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en el empleo, que incluye la ampliación del permiso por paternidad hasta equipararlo al de maternidad en 2021, no entrará en vigor al menos hasta el viernes por un nuevo retraso en su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Según han informado fuentes del Gobierno a Europa Press, esta demora se debe a un «error en el texto que no ha podido ser corregida a tiempo».

Inicialmente, el Gobierno informó de que el decreto ley se reflejaría en el BOE este martes 5 de marzo con el objetivo de que entrase en vigor el miércoles. Sin embargo, el decreto no fue publicado y las mismas fuentes alegaron que se haría este miércoles, algo que tampoco se ha cumplido. De publicarse este jueves, día 7, podría entrar en vigor el viernes, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer.

De esta forma, aquellas personas que generarán derecho a disfrutar de este permiso de paternidad ampliado hasta el viernes, no podrán hacerlo, a menos que el Gobierno establezca el reconocimiento con algún tipo de retroactividad.

8 semanas de permiso en 2019

El pasado viernes el Consejo de Ministros aprobó la extensión del permiso de paternidad a ocho semanas en 2019, 12 en 2020 y 16 en 2021, igualándolo al de maternidad de manera progresiva. Una vez aprobado, las medidas en él plasmadas entrarán en vigor un día después a su publicación en el BOE, aunque el texto deba ser convalidado posteriormente por el Congreso.

En cualquier caso, el decreto ley ha recibido luz verde y, consecuentemente, el permiso por paternidad para funcionarios y trabajadores del sector privado se elevará gradualmente hasta 2021, cuando tendrán permisos iguales, intransferibles y retribuidos de 16 semanas.

Actualmente es de cinco semanas voluntarias y dos días (o cuatro si es necesario el desplazamiento) obligatorios. La obligatoriedad también se ampliará de manera gradual para el progenitor distinto a la madre: las dos primeras semanas ininterrumpidas tras el parto serán obligatorias en 2019; cuatro lo serán en 2020; y seis en 2021. Se disfrutarán «a jornada completa».

Este punto ha desatado críticas por parte las asociaciones de familias. La Plataforma de Permisos Iguales e Intransferibles (PPiiNA) celebró la ampliación del permiso, si bien avisó de las «trampas», en referencia a la simultaneidad de las seis primeras semanas, que «pueden conducir a que las mujeres cuiden mucho más y durante mucho más tiempo», según explicó a Europa Press la portavoz, María Pazos.

También la Plataforma de Madres Feministas por la Ampliación de los Permisos Transferibles (PETRA) afirmó que era una «ley patriarcal, puesto que aumenta los privilegios de los varones al tiempo que ningunea la maternidad como aportación social fundamental y como algo propio de las mujeres».

10 semanas cada uno

Ambos progenitores tendrán otras 10 semanas cada uno a distribuir hasta el primer año del recién nacido, y éstas podrán repartirse a jornada completa o parcial, y en ningún caso podrán cederse. En cualquier caso, si ambos progenitores deciden disfrutar de los permisos de manera equitativa éstos se ampliarán en una semana cada uno.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, justificó la implantación progresiva del permiso «para dar tiempo suficiente a las empresas». También apeló a la «corresponsabilidad» de ambos progenitores. «La maternidad es una opción libre de las mujeres y tenemos que hacernos corresponsables todos», incidió en la rueda de prensa posterior al Consejo.

El objetivo de llevar esta medida a través del decreto ley es poder hacerla efectiva, ya que se quedó en el aire al tumbarse los presupuestos generales por parte del Congreso de los Diputados. Estaba prevista también en la Ley de Igualdad Laboral que presentó el grupo socialista hace un año en el Congreso, cuya tramitación quedó varada ante el adelanto electoral y la consecuente disolución de las Cortes Generales.