Europastry, la mayor compañía española de masas de pan congeladas y líder en Europa, avanza en sus preparativos para su salida a Bolsa. La compañía planea estrenarse en el parqué el próximo mes de mayo, “poco después de las elecciones generales y nunca antes de esa fecha”, confirman a El Independiente fuentes próximas a la operación. La intención de la compañía poner en venta entre el 40% y 50% con una valoración de en torno a 1.000 millones de euros.

El fondo MCH, que controla cerca del 21% de la compañía y que hace unos días vendió el 9% que tenía en Talgo por casi 70 millones de euros, llevaba tiempo estudiando su salida del grupo de alimentación, pero la coyuntura del mercado había ido dilatando la fecha. Los hijos del fundador, Eva y Jordi Galles, controlan el resto de la compañía de pan y bollería congelada.

La firma ya ha elegido las entidades que liderarán la operación. JP Morgan, Morgan Stanley e ING han sido elegidos coordinadores globales, mientras que CaixaBank, BBVA, Kepler y Mirabaud ejercerán como colocadores.

JP Morgan, Morgan Stanley e ING han sido elegidos coordinadores globales; CaixaBank, BBVA, Kepler y Mirabaud ejercerán como colocadores

La compañía se reúne hoy por primera vez en Barcelona con los analistas de las diferentes entidades financieras para detallar más información sobre la compañía, sus planes de futuro y los múltiplos que baraja.

Europastry, empresa familiar fundada en 1987 por Pere Gallés, opera en 50 países y cuenta con fábricas en España, Portugal, Países Bajos y Estados Unidos.

En 2017 facturó 600 millones de euros, un 7% más que el año anterior, y logró un ebitda (resultado bruto de explotación) de 95 millones. Destinó 64 millones a proyectos de I+D e invirtió más de 58 millones en incrementar su capacidad productiva.

El grupo de la familia Gallés, que en 2017 facturó más de 600 millones, sacará a cotizar entre el 40% y 50% del capital

En los últimos ejercicios ha llevado a cabo iniciativas y operaciones para impulsar sus ventas, como la ampliación de la planta de Oldenzaal (Países Bajos), la compra del distribuidor Crandon en Chile y la adquisición del 60% del grupo Ingapan en Galicia.

Esta última compra se realizó con el objetivo de aprovechar la tecnología, las plantas de producción y las redes de distribución tanto nacionales como internacionales de ambas empresas para seguir creciendo dentro del mercado de masas congeladas, explica el grupo en la memoria de 2017.

Tras 30 años de actividad, Europastry tiene una plantilla más de 4.100 empleados y opera bajo las marcas Fripan, Frida, Yaya María, Friart y Dots.