Economía | Empresas

Boeing pierde más de 24.000 millones en Bolsa, tras hundirse un 10% en dos días

El fabricante norteamericano de aviones sufre el castigo del mercado tras el accidente del 737 Max 8

Sede de Boeing en Chicago.

Sede de Boeing en Chicago. Boeing

El mercado sigue castigando a Boeing, dos días después del accidente sufrido por un modelo 737 Max 8 operado por la compañía etíope Ethiopian Airlines. Las pérdidas en Bolsa para la compañía ya superan los 24.000 millones de euros.

Las presuntas similitudes del accidente con el sufrido el pasado octubre por un avión del mismo tipo de la compañía Lion Air ha alimentado las sospechas sobre la vulnerabilidad del mismo. Así, a la decisión de Ethiopian de suspender cualquier vuelo con este modelo de aviones se suma la decisión de China, Reino Unido, Alemania, Francia y varios países más en todo el mundo de vetar el modelo del fabricante norteamericano. 

Estas noticias han provocado el descalabro de las acciones de Boeing en Bolsa. En la sesión de hoy los títulos registraron en Fráncfort desplomes superiores al 7,5%, mientras que en Wall Street la caída superó el 6%. Estos números rojos se suman a los del lunes. Las acciones cerraron la sesión en la bolsa alemana con una caída del 4,43%, mientras que al otro lado del Atlántico se hundieron cerca de un 9%, firmando su mayor desplome desde octubre de 2001, en plena resaca del atentado terrorista del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas de Nueva York. Es decir, en dos sesiones, los títulos de Boeing pierden más de un 11% en las Bolsas de ambos lados del Atlántico.

Boeing contaba al cierre del pasado viernes con una capitalización de mercado próxima a los 240.000 millones de dólares (algo más de 210.000 millones de euros), prácticamente el doble que su rival europeo Airbus. Con los números rojos de los últimos días sitúa su valor bursátil en 212.320 millones de dólares. Es decir, ha pulverizado 27.680 millones de dólares (24.520 millones de euros).

Boeing ya sufrió el pasado 29 de octubre un recorte superior al 6,5%, tras el accidente de Lion Air en el mar de Java. Aquel revés, no obstante, apenas supuso una pequeña muesca en su espectacular desempeño bursátil y, desde entonces, las acciones de la compañía han escalado más de un 25%.

Sin embargo, este nuevo accidente de un Boeing 737 Max está alimentando los temores del mercado de un modo más duradero. No en vano, este modelo es responsable de hasta un tercio de las ganancias operativas de una compañía que en 2018 superó por primera vez los 100.000 millones de dólares de ingresos (casi 89.000 millones de euros).

Además, si Boeing se ha situado desde el inicio de año como la acción más rentable del Dow Jones ha sido, en gran medida, por las mejores perspectivas de negocio abiertas en China, ante las conversaciones para evitar una guerra comercial entre el gigante asiático y Estados Unidos. El potencial de este mercado resulta esencial para el negocio de los grandes fabricantes de aviones y el riesgo de que este accidente bloquee nuevos contratos puede suponer un daño de calado.

Desde el accidente en Etiopía, al menos siete de los 24 analistas que cubren el valor han revisado sus estimaciones, con dos rebajas y un precio objetivo recortado hasta el momento, según datos de Refinitiv, informa Reuters. 

 

 

Te puede interesar

Comentar ()