Economía | Empresas

Endesa, Iberdrola y Naturgy reabren la guerra por la nuclear y no sellan un pacto sobre Almaraz

logo
Endesa, Iberdrola y Naturgy reabren la guerra por la nuclear y no sellan un pacto sobre Almaraz
La central nuclear de Almaraz.

La central nuclear de Almaraz. Foro Nuclear

Resumen:

La paz entre las eléctricas por el apagón nuclear ha durado apenas unas horas. Los grandes grupos energéticos habían pactado con el Gobierno un protocolo sobre el futuro de las centrales que contempla un calendario de cierre para cada uno de los reactores. Iberdrola y Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) lo firmaron la pasada semana, Endesa y EDP lo han suscrito esta misma mañana.

Con el acuerdo con el Gobierno bajo el brazo, los dueños de la central nuclear de Almaraz (Cáceres) tenían este martes programada una asamblea de socios en la que se pretendía cerrar un acuerdo definitivo sobre el futuro de la planta. Almaraz tiene que pedir la renovación de su licencia de explotación antes del 31 de marzo, y el acuerdo parecía inminente.

El protocolo para el apagón de todas las nucleares, contempla que el reactor Almaraz I alargará su vida hasta 2027 y Almaraz II hasta 2028. En principio, las tres eléctricas parecían de acuerdo en pedir la renovación de la licencia de explotación –que expira en 2020- para cumplir con estos nuevos plazos. Pero los socios no han alcanzado un acuerdo y se emplazan a una nueva reunión la próxima semana.

Almaraz está controlada un 52,7% por Iberdrola, un 36% por Endesa y un 11,3% por Naturgy, pero como se gestiona a través de una agrupación de interés económico (AIE) las decisiones han de ser por unanimidad. Un auténtico escollo cuando cada compañía tiene sus propias exigencias y diferentes visiones sobre el futuro de las centrales.

Las eléctricas llegaban a la reunión con el preacuerdo, contemplado en el protocolo con el Gobierno, de pedir renovar el permiso de explotación de Almaraz I por 7,4 años adicionales y Almaraz II por 8,3 años más. Endesa, que hasta ahora había preferido alargar la renovación de licencia hasta los diez años, aceptaba los nuevos plazos, pero con la idea de que esa fecha es orientativa y que se puede acabar ampliando más en función del ritmo de expansión de las renovables en el futuro.

Iberdrola y Naturgy aceptan las fechas de operación hasta 2027 y 2028, pero plantean la exigencia de que se garantice que no hará falta grandes inversiones para continuar con la operación y que las inyecciones de fondos sólo serán las recurrentes para cada año.

En principio, ambas eléctricas exigen poder cerrar anticipadamente la central si la exigencia de inversiones extraordinarias no previstas en el plan de negocio pone en jaque la viabilidad del proyecto, según confirman a El Independiente fuentes conocedoras de la reunión. Endesa no acepta esas exigencias y reclama que se pida la renovación de la licencia sin condiciones previas.

Ante la falta de acuerdo, los tres socios no han suscrito el pacto para garantizar el futuro de Almaraz que se daba por hecho que llegaría ya. Las tres eléctricas se han emplazado a una nueva reunión la próxima semana, el 19 de marzo (a menos de dos semanas de que expire el plazo máximo para pedir la autorización al Gobienro), para retomar los contactos y tratar de acercar posturas.