Economía | Empresas

Inditex crece al menor ritmo de su historia pero mejora sus márgenes

La matriz de Zara aumenta un 3% sus ingresos y anuncia un incremento del dividendo del 17%

logo
Inditex crece al menor ritmo de su historia pero mejora sus márgenes
Tienda de Zara en Bruselas.

Tienda de Zara en Bruselas. Inditex

Resumen:

Inditex ha puesto el sello a un año difícil. 2018 entrará en la historia de la compañía por haber sido el ejercicio de menor crecimiento para el grupo textil español. Los 26.145 millones de euros que ingresó durante el ejercicio representan un aumento de sus ventas del 3,2%, muy por debajo del incremento del 9% registrado solo un año antes.

Pese a quedar ligeramente por debajo de lo previsto por los analistas, el frenazo de la compañía que dirige Pablo Isla no supone una sorpresa, ya que, a lo largo de los últimos trimestres ha ido dejando pistas del impacto sufrido de un difícil escenario de negocio, que ha causado estragos en muchas firmas del sector.

Con todo, Inditex no solo ha logrado mantener una dinámica de crecimiento en ventas (capeando, entre otras cuestiones, el impacto divisa, que le ha restado hasta 4 puntos de expansión), sino que ha logrado mejorar su margen bruto por primera vez desde 2012, hasta situarlo en el 56,7% de las ventas, 39 puntos básicos más que el año anterior. La matriz de Zara escapa así a la dinámica de guerra de precios que está golpeando a la rentabilidad del negocio.

Las ventas online crecen un 27% y ya representan el 12% del total del grupo

Inditex ha alcanzado en 2018 un beneficio récord de 3.444 millones de euros, un 2% más que el año anterior, tras elevar su Ebitda un 3% (un 11% a tipos de cambio constante).

El grupo textil español prevé, además, mejorar sus cifras en 2019, con un crecimiento de ventas que podría duplicar el de 2018, ya que, tras aumentarlas un 7% (a tipos constantes) en el arranque del ejercicio, ha proyectado un incremento para el conjunto del año de entre el 4 y 6%.

2018 también ha supuesto para la compañía la confirmación de la pujanza de su canal online, que ha experimentado un crecimiento del 27% y ya supone hasta el 12% de las ventas totales, en el entorno de los 3.200 millones de euros. Inditex ha llevado este año su negocio online a más de 100 países, con lo que ya tiene un alcance de 202 Estados a nivel global.

Con estas cifras sobre la mesa -y un nuevo incremento de la caja neta, hasta el entorno de los 6.400 millones de euros-, Inditex se ha sentido en disposición de anunciar un aumento del payout (porcentaje del resultado destinado a dividendos) hasta el 60%, frente al 50% que regía en sus últimos pagos. Así, este año ha propuesto una remuneración de 0,88 euros por acción, un 17% más que el ejercicio anterior.

El grupo que dirige Pablo Isla registró durante el ejercicio una cifra de negocio de 26.145 millones de euros, lo que representa un incremento del 3,2% respecto a 2017. Esta cifra ha estado marcada de forma significativa por el impacto de las divisas, ya que la propia compañía ha informado de que, a tipos de cambio constante sus ventas habrían aumentado un 7%.

El crecimiento de los ingresos ha sido mucho más significativo en su canal online, que se ha expandido un 27%, hasta alcanzar los 3.200 millones, lo que supone ya un 12% del total del negocio, frente al 10% que representaba un año antes.

Pese al freno de las ventas, Inditex ha logrado cerrar el año con un incremento del margen bruto hasta el 56,7%, 39 puntos básicos más que en 2017.

Mayores dividendos

Con estas cifras sobre la mesa, la compañía textil ha decidido variar su política de dividendos para pasar a repartir entre sus accionistas hasta un 60% de los beneficios. Así, en 2019, Inditex prevé efectuar un pago de 0,88 euros por acción, lo que representa un 17% más que el año anterior.

Esto supondría un desembolso para la compañía próximo a los 2.750 millones de euros, de los que unos 1.650 irían a parar al bolsillo de su fundador y máximo accionista, Amancio Ortega.