Economía | Empresas

Condis, Bon Preu y Froiz disparan sus ventas y aguantan el pulso a Mercadona y Lidl

Los supermercados regionales ganan fuerza en el mercado español ante la tendencia de los consumidores a premiar la cercanía a la hora de hacer sus compras

logo
Condis, Bon Preu y Froiz disparan sus ventas y aguantan el pulso a Mercadona y Lidl
Condis, Bon Preu y Froiz disparan sus ventas y aguantan el pulso a Lidl y Mercadona.

Tienda del grupo de supermercados Condis. Condis

Resumen:

La reciente crisis del Grupo Dia ha servido para poner de manifiesto una realidad innegable del mercado de los supermercados en España: el dominio cada vez más imponente de Mercadona. Con una cuota de mercado cercana al 25%, la empresa que dirige Juan Roig ha alcanzado una primacía ante la que son pocos los rivales que han sido capaces de plantar cara.

Los últimos datos de la consulta Kantar Worlpanel eran suficientemente elocuentes. Mientras otros grandes del sector como la propia Dia, Carrefour, Eroski o Auchan (Alcampo) veían disminuir su cuota de mercado, el gigante nacido en Valencia sumaba otros 0,8 puntos. Entre las principales enseñas del mercado solo la alemana Lidl se mostraba capaz de seguir su estela, con un crecimiento de 0,5 puntos.

Pero por detrás de las principales firmas del sector, el mismo informe mostraba otra realidad llamativa: el creciente impulso de los supermercados regionales en España. Al cierre de 2018, estas cadenas de presencia más limitada acumulaban una cuota de mercado del 11,8% y alcanzaban al 71,8% de los consumidores. Es decir, todas juntas representarían el segundo actor más importante del mercado, varios puntos por encima de Carrefour.

La cuota de mercado de las cadenas regionales ha crecido más de tres puntos porcentuales, desde finales de 2015

El crecimiento de este segmento del mercado ha sido notorio en los últimos ejercicios. Al término del tercer trimestre de 2015 su cuota de mercado apenas suponía un 9,2%. En 2016, esta cifra había subido al 11,1% y al año siguiente ya concentraban un 11,4%. De este modo, los operadores locales se han destacado como uno de los grandes triunfadores del nuevo contexto de mercado, en el que los consumidores premian, cada vez más, la cercanía, dando la espalda a los grandes hipermercados de extrarradio.

En ese contexto, son varias las firmas que se han destacado por registrar unas tasas de crecimiento muy superiores a los de sus competidores, incluidos Lidl o Mercadona. Firmas como Condis, Bon Preu o Froiz han registrado entre 2014 y 2017 (último año del que existen cifras para todas las compañías del sector) un aumento de sus ventas que supera o roza el 30%. En ese mismo periodo, la enseña que dirige Juan Roig ha visto crecer su cifra de negocio cerca de un 14%.

Condis ha sido la más destacada en este periodo. El grupo de supermercados de origen catalán cerró el año 2017 con unos ingresos de 722,7 millones de euros, un 5% más que en el año anterior. Desde 2014, sus ventas se han elevado un 35,5%, mientras su beneficio se ha triplicado hasta los 9,5 millones. Este periodo ha estado marcado por un fuerte impulso a la expansión de la compañía propiedad de la compañía Condal, que cerró el año con más de 500 establecimientos.

Apostando por formatos de cercanía y horarios ampliados, como Condis Express, muy adaptados a las nuevas demandas de los consumidores, el grupo ha desbordado su mercado tradicional, Cataluña, para ganar peso en Madrid (donde está presente desde 2001) y sus alrededores, donde ha implantado desde 2018 su servicio online.

También de Cataluña procede el otro gran vencedor del auge de los supermercados regionales en los últimos años: Bon Preu. La matriz de las cadenas Bon Preu y Esclat concentra la mayor parte de sus establecimientos en territorio catalán, aunque también cuenta con cierta presencia en la provincia limítrofe de Castellón. La compañía, que también gestiona gasolineras (EsclatOil), cerró 2017 con unos ingresos cercanos a los 1.200 millones de euros, que le sitúan como el tercer mayor operador regional de España, tras Consum y Ahorramas. Desde 2014, sus ventas han aumentado un 35,3%.

Además de las dinámicas favorables del mercado, que han ayudado casi al conjunto de los supermercados regionales españoles, los operadores catalanes (también BonÀrea, que crece algo más del 20% en el periodo) han contado a su favor con el declive de Caprabo. La enseña catalana del Grupo Eroski ha atravesado un periodo de dificultades que le ha llevado a reducir sus ventas cerca de un 10% en cuatro años, cediendo así parte de su cuota a sus rivales regionales.

Con unos 2.350 millones de euros de facturación, Consum destaca como el mayor operador regional de España

Tanto Condis como Bon Preu superan las espectaculares cifras de crecimiento de Lidl en este periodo, que llegan a rebasar el 32%. Algo por debajo queda el crecimiento de Froiz, que roza el 30%. La compañía de origen gallego, fundada en 1968, ha ido expandiendo en los últimos años su presencia, tanto al norte de Portugal como a otras regiones de España, principalmente Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha. Sus ingresos en 2017 ascendieron a 558 millones de euros.

Muy superiores son las cifras de facturación de Consum, el mayor grupo regional de supermercados en España. La cooperativa nacida en la Comunidad Valenciana registró en 2017 unas ventas de más de 2.350 millones de euros, que se tradujeron en 51,7 millones de euros de beneficios. En cuatro años sus ventas han aumentado 29,3%. Cuenta con unos 670 supermercados concentrados principalmente por toda la costa del Mediterráneo español, desde Cataluña a Andalucía.

Otros grandes grupos regionales como el canario Dinosol (propietario de la enseña HiperDino), el gallego Gadisa o el madrileño Ahorramas corroboran la positiva evolución de los supermercados regionales en España desde 2014, con cifras de crecimiento entre el 17,5 y el 14%.