Economía | Funcionarios

El Gobierno ofrece 6.000 plazas más de funcionario en una oferta de empleo histórica

Una funcionaria durante una jornada de trabajo. EP

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha mantenido una segunda reunión con los sindicatos de la función pública –CSI-F, CC.OO., UGT, USO y CIG– para cerrar la oferta de empleo público de la Administración General del Estado (AGE) para 2019. Después de la sesión del miércoles, decepcionante para los sindicatos, por cuanto la propuesta del Gobierno no planteaba una ganancia neta de empleo, el Ejecutivo la ha incrementado hasta en 4-.600 plazas, entre libre acceso y promoción interna, lo que se traduce en unas 6.000 más respecto a lo acordado en 2018.

En total serían unas 19.700 plazas, a las que habría que sumar las 2.000 que, de momento, se plantean para completar el proceso de consolidación de plantillas en el Estado y las correspondientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, militares, Sanidad y Enseñanza de Ceuta y Melilla, hospitales militares, Justicia no transferida (órganos centrales y algunas comunidades autónomas) y entes públicos empresariales, como Puertos del Estado, autoridades portuarias, Enaire, la Fábrica de la Moneda o Sasemar.

Esta tarde se suscribirá con el secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, el acuerdo de la Comisión Técnica de Temporalidad y Empleo, dependiente de la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado, órgano que procederá a ratificar dicho acuerdo.

De esta forma, el Ejecutivo da un impulso a la negociación de la oferta de empleo público de este año en la AGE, que verá la luz en el Consejo de Ministros de este viernes, con anterioridad al inicio el día 12 de abril de la campaña electoral para las elecciones generales del próximo 28 de abril.

La oferta que el Gobierno aprobará este viernes será similar a la del año pasado, por lo que rondará las 31.000 plazas públicas, según confirmaron a Europa Press en fuentes gubernamentales.

El Gobierno abre el grifo

Concretamente, el Gobierno ha ofrecido esta mañana a los sindicatos, hasta 11.338 plazas de oferta libre, frente a las algo menos de 8.500 que se barajaban a última hora del miércoles. Esta cifra supera en 3.640 las plazas acordadas en 2018 y supondrían, ahora sí, una creación neta de empleo en el Estado de 2.259 puestos.

Además, el Ejecutivo a elevado las plazas de promoción interna de las 6.613 de ayer a las 8.350, lo que supone 2.373 más que en 2018.

Para CSI-F, esto implica la creación neta de 2.259 plazas, por encima de las jubilaciones previstas, un 18% más que el pasado año. El sindicato «celebra el acuerdo y la mejora durante las negociaciones, que permitirá reforzar prisiones y la Seguridad Social», ha indicado en una nota de prensa.

Estas cifras se completarán con las plazas para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sanidad y enseñanza en Ceuta y Melilla, hospitales militares, servicios de justicia no transferida a las comunidades autónomas y entes públicos empresariales. Además, 1.735 plazas ya fueron adelantadas para atender los servicios afectados por el ‘Brexit’.

Un 5% más de tasa de reposición

Además, Función Pública se ha comprometido a incrementar un 5% la tasa de reposición como refuerzo adicional en el ámbito de la AGE, de forma que alcanzará el 10% en los servicios prioritarios y el 80% en los no prioritarios. En el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se eleva la tasa de reposición al 115% y se aumenta hasta un 30% las plazas dotadas de Administración local comercial de habilitación estatal.

Función Pública se ha comprometido a dirigir esa oferta para refuerzo adicional a la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria, según UGT, que explica que en términos generales se ha marcado como objetivo además de cubrir las bajas, que no haya pérdida en la prestación de los servicios públicos y, por otro lado, el refuerzo de servicios tan sensibles como Instituciones Penitenciarias.

Comentar ()