Cepsa tiene un nuevo inversor de referencia. El grupo inversor The Carlyle Group ha cerrado la compra de una participación de entre el 30 y el 40% de la petrolera española en una operación que podría ascender hasta los 4.800 millones de dólares (unos 4.275 millones de euros).

Carlyle ha anunciado este mismo lunes el acuerdo alcanzado con Mubadala Investment Company, el fondo soberano de Abu Dabi, que mantendrá una posición mayoritaria en el capital de Cepsa cuando se lleve a término el traspaso, que se espera que esté cerrado a finales de este año. Una vez finalizada la operación se confirmarán las participaciones finales de ambas partes.

La operación supone valorar el 100% de Cepsa en unos 12.000 millones de dólares (alrededor de 10.687 millones de euros). El capital para financiar el traspaso provendrá de Carlyle International Energy Partners I y II, Carlyle Partners VII, Carlyle Europe Partners V y de un grupo de co-inversores, indicó la firma.

Mubadala intentó el pasado octubre colocar parte del capital de Cepsa en bolsa pero tuvo que suspender la operación

Con este anuncio Mubadala logra su objetivo de desinvertir parte del capital de Cepsa, sociedad que controla desde el año 2011. El fondo soberano de Abu Dabi ya intentó el pasado octubre colocar en el mercado una parte del grupo petrolero a través de una colocación en bolsa, pero las turbulencias que azotaban entonces al mercado le llevaron a suspender el proceso. Entonces se planteaba una valoración máxima de poco más de 8.000 millones para la compañía. Ante esa situación, la compañía decidió explorar la entrada directa de un socio en la empresa.

El consejero delegado de la plataforma de petróleo y petroquímica de Mubadala, Musabbeh Al Kaabi, se mostró «encantado» de haber alcanzado este acuerdo con Carlyle y de asociarse con ellos como accionistas de Cepsa. «Carlyle es un sólido y respetado inversor con amplia experiencia e importantes activos bajo gestión en el sector energético global», dijo.

Asimismo, destacó que se trata de «un importante hito en los 90 años de historia de Cepsa» y que comparten «una visión común sobre la fortaleza y el potencial de negocio» de la petrolera. «Tenemos plena confianza en su capacidad para continuar con su excelente desempeño operativo y financiero, algo que se reflejó en la valoración que mantuvimos a lo largo del proceso», dijo.

Mientras, el director de Carlyle International Energy Partners, Marcel Van Poecke, se mostró complacido por la asociación con Mubadala y el equipo directivo de Cepsa, ya que ofrece «un gran potencial y oportunidades de futuro en el sector energético internacional».

«De esta manera, esperamos seguir construyendo la senda de crecimiento de Cepsa en beneficio de sus clientes, proveedores y empleados. Nuestro equipo tiene una sólida trayectoria que combina capacidades financieras y operativas en el sector energético, así como una amplia experiencia en toda la cadena de valor de la energía, desde la exploración (upstream) hasta la extracción (downstream), pasando por la refinación y la comercialización», añadió al respecto.

El negocio de Cepsa

Cepsa opera actualmente activos en más de 20 países en toda la cadena de valor del petróleo y también opera en el sector de las energías renovables. Los activos de la compañía incluyen importantes reservas contenidas en los yacimientos de Umm Lulu y SARB ubicados frente a las costas de Abu Dabi. Cepsa es también un importante productor de petróleo en Argelia y opera en América Central y del Sur y en el Sudeste Asiático.

Cepsa cuenta con activos en más de 20 países y también opera en el sector de las renovables

Además, el negocio comercial de la compañía dirigida por Pedro Miró incluye una extensa red de estaciones de servicio en toda la Península Ibérica y una oferta energética integrada para los consumidores españoles, que incluye combustibles líquidos, gas y electricidad.

La compañía posee y opera dos refinerías en España y ha comprometido inversiones significativas para asegurar que sigan siendo de las más eficientes de Europa y que estén bien posicionadas para responder a los nuevos requisitos de calidad y emisiones de la OMI (Organización Marítima Internacional) cuando entren en vigor en enero de 2020.

Asimismo, Cepsa es también líder mundial en la producción de alquilbenceno lineal (LAB), componente clave en la fabricación de detergentes biodegradables; las nuevas inversiones en las instalaciones de fabricación de LAB tienen como objetivo reforzar su presencia en los mercados emergentes de Asia. Es además el segundo mayor productor de fenol y acetona.