Economía | Hacienda

Hacienda hace caja con los contribuyentes en el extranjero: pagaron un 17% más en 2018

La tributación de los no residentes (IRNR) creció por encima de la del resto de los grandes impuestos el pasado año

logo
Hacienda hace caja con los contribuyentes en el extranjero: pagaron un 17% más en 2018
Sareb pone a la venta más de 3.300 viviendas en la costa a partir de 25.000 euros.

Viviendas incluidas en la promoción, en la localidad de Torre Pacheco (Murcia).

Resumen:

Hacienda hizo caja en 2018. Todos los grandes impuestos arrojaron importantes incrementos de la recaudación, de modo que los ingresos tributarios totales alcanzaron los 208.685 millones de euros, ya cerca de los 214.244 de histórico ejercicio 2007. Solo IRPF y Sociedades incrementaron su aportación por encima del 7%, mientras que los ingresos por IVA se dispararon un 10,2%.

Sin embargo, sorprende un dato, en cuantía menor, pero en términos relativos muy signficativo; se trata del incremento de la recaudación por el impuesto que pagan los no residentes en España que generan rentas en el territorio. El conocido como IRNR elevó su recaudación un 17,19%, el mayor repunte de todos los impuestos, según datos recopilados por el Consejo General de Economistas.

Según explica Jesús Sanmartín, presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas de España, detrás de este incremento podría estar un “seguimiento exhaustivo” de los inmuebles en manos de los extranjeros en zonas turísticas.

Según ha explicado, Hacienda estaría rastreando con especial cuidado los rendimientos que obtienen al poner en alquiler, de forma estable o por temporadas, viviendas previamente adquiridas en la costa. “Eso antes se escapaba”, ha añadido Sanmartín.

Es de esperar, por tanto, que las cifras vayan a más por cuanto las plataformas digitales, que en muchos casos intermedian estos alquileres, están obligadas a informar de estas operaciones a Hacienda desde enero de este año.

Además, el seguimiento que hace el fisco del mercado del alquiler en general se ve reflejado también en las estadística de beneficios fiscales. En este casos, las reducciones de las que se benefician los propietarios de viviendas en alquiler han repuntado más de un 11%, hasta los 341 millones de euros. Se trata en buena parte de la reducción del 60% de los rendimientos declarados, cuando esta declaración se hace de forma voluntaria, ya que en caso de que el fisco obligue a regularizar este beneficio desaparece.