Economía

La tensión del mercado se desborda en Argentina: el peso y la deuda se hunden

El peso argentino pierde en dos días un 8,5% frente al dólar en medio de la creciente incertidumbre política en el país

Las tensión del mercado se desborda en Argentina: el peso y la deuda se desploman.

Protestas en Argentina contra las políticas de Mauricio Macri. Europa Press

Argentina vuelve a temblar. La desconfianza de los mercados vuelve a golpear con fuerza al país sudamericano que ve cómo vuelven a desplomarse su moneda y su deuda.

El peso argentino registra este jueves un recorte superior al 6% frente al dólar estadounidense, agudizando el hundimiento iniciado hace ahora casi justo un año y que ha vuelto a reactivarse en los últimos días, ante las incertidumbres políticas que envuelven a la nación. En solo dos días, la moneda ha perdido más de un 8,5% de su valor y acumula así pérdidas que superan el 57% en doce meses.

Del mismo modo, la deuda argentina se ha visto arrastrada por una oleada de ventas que ha elevado el diferencial con los bonos estadounidenses por encima de los 1.000 puntos básicos, reflejando un temor creciente al riesgo de impago del país, que algunos indicadores cifran ya por encima del 60%.

La tensión también tiene reflejo en el mercado bursátil, donde el índice S&P Merval registraba al inicio de la jornada de este jueves un retroceso superior al 3,5% y ya cae cerca del 18% en las últimas cinco semanas.

Algunos indicadores del mercado de deuda reflejan ya un riesgo de impago de Argentina por encima del 60%

Este descalabro se produce en un momento especialmente delicado para Argentina, que algunos expertos se han apresurado a calificar de tormenta perfecta. El país se encuentra inmerso en un plan de rescate comandado por el FMI, por el que trata de poner coto a su elevado déficit fiscal. Los intentos del Gobierno que dirige Mauricio Macri por contener el descontento social derivado de las políticas de ajuste no han dado los resultados oportunos y el país se haya inmerso en una profunda recesión -en 2018 la economía se contrajo un 2,5% y se espera que lo haga un 1,2% este año- mientras que la inflación se ha disparado a cotas históricas, en el entorno del 55%.

Algunos expertos defienden que Macri ha vuelto a chocar en la misma piedra que le condujo a la crisis de 2018, por su deseo de conducir su programa de reformas de un modo gradual que no ha obtenido el respaldo de los inversores.

La situación se vuelve especialmente preocupante para el actual presidente argentino con la mirada puesta en las elecciones del próximo octubre, en las que se jugará su reelección. El propio Macri achacaba este miércoles la reciente inestabilidad de los mercados al temor entre los inversores a que el pueblo argentino opte en esos comicios por un retorno a las políticas populistas encarnadas por su antecesora en el cargo, Cristina Fernández de Kirchner.

Esta visión es compartida por muchos analistas, que auguran que, pese al fracaso registrado por Macri en sus intentos de reconducir la economía nacional, un regreso del peronismo al poder sería acogido con inquietud en los mercados financieros, por sus recetas de elevado gasto público que ya debilitaron a Argentina en el pasado.

«Argentina está atrapada en un círculo vicioso en este momento porque no estamos viendo una estabilización económica lo suficientemente rápida y las dinámicas de la inflación están fuera de control, lo que está llevando a una mayor dolarización y temor de que Cristina [Fernández] vuelva al poder», dijo Anupam Damani, director gerente de la gestora Nuveen, en declaraciones a Financial Times.

El derrumbe de estos días no hace sino agudizar esa desconfianza y el hundimiento del peso dificulta aún más las posibilidades del Gobierno de Macri para contener la inflación.

Comentar ()