Economía | Empresas

El fundador de Huawei responde: “EEUU subestima nuestra fuerza”

logo
El fundador de Huawei responde: “EEUU subestima nuestra fuerza”
El fundador de Huawei responde: "EEUU subestima nuestra fuerza".

Un hombre se ajusta la corbata en una tienda de Huawei, este lunes en Pekín (China). EFE

Resumen:

Huawei no teme los ataques del Gobierno de Estados Unidos. Al menos eso es lo que se desprende de las primeras declaraciones realizadas por el fundador de la compañía, Rang Zhangfei, tras el veto que ha aprobado el Gobierno de Donald Trump contra la tecnológica china.

“La forma de actuar de los políticos estadounidenses demuestra que subestiman nuestra fuerza”, señaló Zhengei, en unos comentarios que han sido recogidos por la agencia AFP.

El directivo afirma que ninguna empresa podrá igualar el nivel de desarrollo de Huawei en 5G en los próximos dos o tres años

Huawei está considerado hoy en día el líder global en la industria 5G y los expertos consideran que la decisión de Trump de prohibir los suministros a la compañía evidencian su deseo de bloquear la ventaja con la que cuenta la empresa china en este terreno. Sin embargo, el máximo responsable del grupo ha advertido de que “el 5G de Huawei no se verá afectado en absoluto. En términos de tecnologías 5G, otros no podrán ponerse al día con Huawei hasta dentro de dos o tres años”.

De hecho, ante la posibilidad de que Huawei no pueda adquirir en Estados Unidos una serie de componentes que resultan esenciales en su actividad -compra a empresas norteamericanas en torno a la mitad de sus microporcesadores-, el director ejecutivo de la firma ha asegurado que no supondrán ningún freno a su desarrollo. “También podemos hacer los mismos chips que los chips de EE.UU., pero eso no significa que no vayamos a comprarlos”, afirmó.

Tras incluir a Huawei la semana pasada en una lista negra que le impide comprar piezas y componentes a compañías estadounidenses sin la aprobación del Gobierno de Estados Unidos, este lunes la Administración Trump ha concedido una licencia temporal de 90 días para que la compañía pueda continuar sus operaciones en el país, una noticia a la que Zhengei tampoco ha dado demasiada relevancia. “La licencia temporal de 90 días de EE.UU. no tiene mucho impacto para nosotros, estamos listos”, indicó Ren, quien añadió que “no podemos ser aislados del mundo”.

La Administración de Estados Unidos recela de los estrechos vínculos entre Huawei y el Gobierno chino y acusa a la compañía tecnológica de estar facilitando labores de espionaje al régimen que lidera Xi Jinping.