Economía | Empresas MÁS DE UN MILLÓN DE CHEQUES DE ENTRE 25 Y 124 EUROS

El Gobierno empieza a repartir ahora las ayudas a la calefacción para hogares pobres

Los primeros ‘cheques’ del bono social térmico llegarán a los beneficiarios esta semana tras meses de retraso provocado por el ‘no’ a los PGE de los 2019 por parte de la oposición.

calefacción

El Gobierno iniciará esta semana el reparto de las ayudas del nuevo bono social térmico. El programa está concebido para financiar la calefacción de hogares vulnerables en los meses de invierno (los de más consumo energético), pero el rechazo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 y la carga burocrática que eso ha provocado después han hecho que el Ejecutivo no inicie las transferencias de dinero a los beneficiarios hasta principios de junio, casi a las puertas del verano.

Será esta semana cuando se realicen las primeras transferencias bancarias a los beneficiarios del nuevo bono térmico. En concreto, la primera está prevista por parte del Ministerio para la Transición Ecológica para el jueves 6 de junio. Y será sólo el primero de un total de 1.091.455 cheques ayuda para familias que percibirán transferencias de entre 25 y 123,94 euros, en función de su grado de vulnerabilidad y de la zona climática en que esté ubicada su vivienda. En total se realizarán pagos a las familias por un importe total de 75 millones en ayudas.

El nuevo bono social térmico consiste en ayudas directas –una suerte de cheque, un pago único- para financiar el gasto en energía para calefacción, agua caliente y cocina de consumidores vulnerables. El plan inicial era repartir esas ayudas en enero o febrero, pero las ayudas no han llegado hasta junio. Los beneficiarios son hogares que también perciben el bono social eléctrico y que solicitaron acceder al nuevo programa antes del pasado 31 de diciembre.

En verano, por la pelea política

El retraso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, primero, y su rechazo en el Congreso (con el voto en contra de PP, Ciudadanos y los independentistas), después, han aplazado la puesta en marcha del nuevo programa de ayudas a la calefacción para hogares pobres.

Sin poder utilizarse la partida presupuestaria específica de 80 millones que se recogía en los PGE de 2019, los que se rechazaron, el Ministerio para la Transición Ecológica se ha enfrentado a un largo proceso burocrático primero con el Ministerio de Hacienda y después con la Intervención General de la Administración del Estado que ha costado meses cerrar.

Para recibir el nuevo bono social térmico se ha de estar percibiendo el bono social eléctrico (descuentos en el recibo de la luz para hogares vulnerables) o haber completado la solicitud de éste antes del 31 de diciembre pasado. Al cierre de 2018, las comercializadoras eléctricas habían tramitado más de 1,4 millones de solicitudes completas y al final se han aprobado formalmente las peticiones de un total de 1,09 millones de familias para ser perceptoras del bono social formalmente.

La cuantía de la ayuda para calefacción y agua caliente que recibirán cada uno de los hogares dependerá de su grado de vulnerabilidad, de la zona climática es que esté situada la vivienda y del número total de beneficiarios apuntados. La ayuda mínima será de 25 euros para un hogar vulnerable situado en una zona con un clima suave, y el máximo para un hogar con vulnerabilidad severa y ubicado en la peor de las zonas climáticas será de casi 124 euros.

Comentar ()