Economía | Empresas

Rechazado el recurso de los hoteleros: el concurso de viajes del Imserso sigue adelante

La patronal hotelera Cehat amenaza con abrir la vía judicial para tumbar los pliegos de la licitación porque sus bajas tarifas obliga a los establecimientos a trabajar con pérdidas.

logo
Rechazado el recurso de los hoteleros: el concurso de viajes del Imserso sigue adelante
Fachada de una agencia con un cartel del viajes del Imserso.

Fachada de una agencia con un cartel del viajes del Imserso. Europa Press

Resumen:

El concurso público del programa de viajes del Imserso seguirá adelante. El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, adscrito al Ministerio de Hacienda, ha rechazado el recurso presentado por la patronal hotelera Cehat y levantar la suspensión que había impuesto en la licitación del megacontrato de turismo social, valorado en unos 1.200 millones de euros.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) impugnó los pliegos del concurso por las tarifas que se imponen a los establecimientos y solicitó que se paralizara la licitación del contrato a modo de medida cautelar, como adelantó El Independiente. El tribunal había paralizado de manera cautelar la licitación a la espera de pronunciarse sobre el fondo de la cuestión.

El Ministerio de Sanidad podrá ahora continuar con el proceso y adjudicar el contrato, que ronda los 1.200 millones de euros para los próximos dos años con opción a otros dos y que sirve para promover 900.000 estancias de pensionistas cada año en temporada baja.

La patronal Cehat había denunciado que los pliegos del concurso del Imserso condenan a la “ruina” a los establecimientos que participan en el programa de turismo social por las enormes pérdidas que volverían a soportar al cobrar sólo entre 22,10 y 22,50 euros al día por cada cliente, y reclamaba elevar la tarifa hasta el entorno de los 25 euros.

Los grupos de agencias de viajes y de transportes que optan al concurso tenían de plazo hasta el pasado 17 de mayo para presentar sus ofertas, con el objetivo de iniciar la venta de los viajes en septiembre y empezar los viajes en octubre. La impugnación de los hoteleros podría haber supuesto un retraso en la licitación del concurso y en su adjudicación, como ya sucedió con la licitación de 2015 cuando ya hubo un choque de recurso entre los adjudicatarios.

Son tres los grupos candidatos que han presentado ofertas por los diferentes lotes del concurso de viajes: Mundiplan (unión temporal formada por Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7), Mundosenior (la alianza integrada por Globalia y Barceló) y Traveltino 2009 (del grupo Logitravel).

Fuentes del sector de las agencias de viajes alertaban de los problemas que este retraso podía suponer para la puesta en marcha del programa de turismo social. Las agencias temían que la paralización del concurso dejara en el aire la comercialización del casi millón de viajes de este año.

Amenaza con la vía judical

Los hoteleros intentaban tumbar el megaconcurso para elevar la tarifa que cobran por cada cliente. Y es que desde el sector hotelero se ha venido subrayando que mientras que los establecimientos sufren pérdidas, el Estado se beneficia de no pagar prestaciones por desempleo al mantenerse abiertos los hoteles e ingresa las cotizaciones a la Seguridad Social y otros impuestos ligados a la actividad. Según los cálculos de Cehat, por cada euro de dinero público en el programa el Estado recauda 1,5 euros.

La patronal hotelera defendía que se suba el importe de manera progresiva durante los cuatro años de vigencia de la adjudicación de la gestión del programa de turismo social, hasta el entorno de los 25 euros. Asimismo, la patronal reclamaba que se mantuvieran tarifas más baratas para los meses de menor demanda y así hacer posible que viajen los pensionistas con menores recursos. El precio de los viajes está subvencionado, el 80% lo asumen los pensionistas y el 20% restante lo aporta el Imserso.

La patronal hotelera reconoce que la decisión del tribunal ha sido un «jarro de agua fría» para el sector. Cehat critica que el Tribunal de Recursos Administrativas emite una resolución inédita en la que «se aparta completamente de su propia doctrina», al pretender que sean los recurrentes los que justifiquen los costes en que incurren, mientras que en el resto de contratos públicos es la Administración la que debe hacerlo.

Cehat insiste en que existen motivos fundados para devolver al Imserso los pliegos del concurso para su reelaboración, al «no tener en cuenta para su definición aspectos tan esenciales como el coste real del servicio o los costes laborales», así como «la discriminación al premiar de forma desproporcionada la contratación de hoteles de cuatro estrellas».

La asociación de los hoteleros estudia recurrir a la vía judicial para volver a intentar paralizar el concurso, y sus servicios jurídicos valoran ya la presentación de un recurso contencioso-administrativo. Cehat dispone de dos meses para presentar este recurso.

Comentar ()