El Atlético de Madrid ha vendido los terrenos que aún ocupa su antiguo estadio Vicente Calderón a Azora y CBRE, que los destinarán a levantar dos torres, de trece plantas cada una, que albergarán un total de 340 viviendas de lujo, según informaron estas empresas.

La transacción del terreno que ha ocupado el estadio del equipo de fútbol se ha cerrado por un importe de unos 100 millones de euros, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

La operación supone el traspaso de las dos parcelas en que se divide el suelo que ocupa el recinto deportivo que, a su vez, forman parte del denominado Nuevo Mahou-Calderón, uno de los principales proyectos urbanísticos de la capital. Este proyecto supone promover un total de 132.000 metros cuadrados de superficie residencial, zonas verdes, equipamientos y distintas dotaciones.

Las promotoras pretenden iniciar las obras a finales de 2020 tras la demolición completa del estadio, ya en ruinas

En el caso de las dos parcelas compradas por Azora y CBRE son las más cercanas al río Manzanares. Los dos socios desarrollarán dos torres con 340 viviendas de distinto tamaño en un proyecto con una edificabilidad de 35.000 metros cuadrados.

Las viviendas, situadas cerca de Madrid Río, con vistas al Palacio Real y a diez minutos de la Plaza Mayor de la capital, dispondrán de zonas comunes compuestas por jardines, piscina, garajes, gimnasio y zona de ‘coworking’ entre otras.

Azora y CBRE prevén iniciar a finales del próximo año, en el cuarto trimestre de 2020, las obras de las promociones, para las que cuentan con la colaboración de Gestilar, con el fin de dar las llaves de las viviendas a finales de 2022.