La constructora alemana Hochtief, controlada por la española ACS, tuvo en el primer semestre un beneficio neto de 278,7 millones de euros, un 21,3 % más que en el mismo periodo de 2018, gracias a Abertis y el negocio en Norte América y Europa.

Hochtief informó hoy de que el beneficio operativo mejoró en los seis primeros meses del ejercicio un 7,2 % (561 millones de euros).

La facturación mejoró entre enero y junio un 7,1 %, o un 4 % descontados los efectos de los tipos de cambio, hasta 12,009,4 millones de euros, y la entrada de pedidos avanzó un 13,3 %, hasta 14,553,3 millones de euros.

La concesionaria de autopistas española Abertis, en la que tiene una participación del 20 %, contribuyó con 52 millones de euros al beneficio.

«Hemos incrementado las ventas en más de 800 millones de euros en los seis primeros meses de 2019. La mayor proporción de nuestras actividades procedentes de nuestra gestión de la construcción, servicios y concesiones, incluyendo Abertis, ha mejorado el perfil de riesgo y aumentado la visibilidad de nuestro beneficio y flujo de caja», dijo el consejero delegado de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes.

Crecimiento en América y Europa

El beneficio neto subió en América un 9,8 % y en Europa, un 24,5 %, pero se mantuvo en la región de Asia y el Pacífico.

Las ventas bajaron en Europa (-15,9 %) y en Asia y el Pacífico (-1,5 %), pero subieron en América (+16 %).

Fernández Verdes destacó que uno de los pedidos más significantes del segundo trimestre fue un proyecto ferroviario en Brisbane (Australia), que involucra a varias compañías de CIMIC, la filial Australiana en la que Hochtief tiene una participación del 72,7 %.

CIMIC presentó la semana pasada sus resultados y algunos analistas destacaron que el beneficio antes de impuestos del negocio de construcción bajó un 15 %, por lo que recomendaron mantener las acciones y no comprar.

Hochtief prevé un beneficio neto antes de extraordinarios entre 640 y 680 millones de euros en 2019, en comparación con los 523 millones de euros en 2018.