Economía | Empresas

Repsol ‘reparte’ otros 1.000 millones extra a sus accionistas tras mejorar el dividendo

La petrolera propone reducir un 5% del capital mediante la amortización de acciones para mejorar la rentabilidad del accionista. El grupo gana un 27% en el semestre por falta de extraordinarios.

Oficinas de Repsol.

Oficinas de Repsol. EFE

Repsol mima al accionista y está dispuesta a compartir con sus socios la buena marcha del negocio. El consejo de la petrolera propondrá a la próxima junta de accionistas una reducción del capital equivalente al 5% mediante la amortización de títulos propios con el objetivo de elevar la rentabilidad del accionista. La decisión ha impulsado a la empresa en Bolsa y ha liderado el Ibex con una subida superior al 6,01%, la mayor en una sola sesión para la petrolera en tres años.

Con la amortización la compañía consigue que el precio de cada uno de los títulos suba y además cada uno de los accionistas eleva proporcionalmente su participación en el grupo. La operación propuesta por la dirección implica de facto el reparto del valor de ese 5% del capital entre todos los accionistas, y que a precios de mercado ahora mismo es de algo más de 1.000 millones de euros.

Repsol ya contemplaba en la actualización de su plan estratégico 2018-2020 la posibilidad de destinar parte de los excedentes de generación de caja del grupo a la recompra y amortización de acciones y así lo quiere hacer para aprovechar el impacto positivo de la subida de los precios del petróleo.

En concreto, el plan señalaba que en un escenario más favorable al contemplado en el mismo, que fijaba el precio del barril de petróleo en 50 dólares, parte de la generación de caja se podría destinar a recompras adicionales de acciones a las ya previstas por el dividendo flexible y a la aceleración de proyectos. El barril de petróleo Brent, el de referencia en Europa, se sitúa actualmente en el entorno de los 64 dólares.

La amortización adicional de acciones se suma a la mejora aprobada del dividendo. Repsol ya se comprometió el año pasado a un incremento del dividendo por acción del 8% cada año, con el objetivo de llegar a una retribución de un euro por título en 2020.

Un 27% menos de beneficio

Repsol obtuvo un beneficio neto de 1.133 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un descenso del 26,7% con respecto a los 1.546 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, en el que se incluyó la plusvalía de 344 millones de euros de la venta de su participación del 20% en la antigua Gas Natural Fenosa (Naturgy), informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio neto ajustado de la petrolera, que mide específicamente el comportamiento de los negocios, fue de 1.115 millones de euros hasta junio, ligeramente inferior a los 1.132 millones de euros del mismo primer semestre de 2018. El grupo presidido por Antonio Brufau señaló que estos “sólidos” resultados se consiguieron en un contexto de precios más bajos del crudo, caída de los márgenes internacionales de refino y con la suspensión de la producción en Libia durante, prácticamente, la mitad del semestre.

Por áreas de negocio, ‘Upstream’ (Exploración y Producción) registró un resultado de 646 millones de euros en el primer semestre, en línea con el mismo periodo de 2018. En esta primera mitad de 2019, Repsol realizó en Indonesia el mayor descubrimiento en tierra registrado en lo que va de ejercicio e inició la producción del proyecto Bucksin, en el Golfo de México estadounidense.

Mientras, el negocio de ‘Downstream’ (Refino, Química, Movilidad, Lubricantes, GLP, Trading y Gas, y Repsol Electricidad y Gas) alcanzó los 715 millones de euros a junio, un 6% inferior a los 762 millones del mismo periodo de 2018. El negocio comercial continuó impulsando su actividad innovadora e inauguró el primer punto de recarga ultrarrápida de la Península. Además, en su impulso del negocio de bajas emisiones, anunció el desarrollo de tres proyectos ‘verdes’ con una capacidad total de 800 megavatios (MW).

Comentar ()