Economía

Sánchez rectifica en horas el plan de "prohibir" la venta de coches diésel o gasolina

logo
Sánchez rectifica en horas el plan de "prohibir" la venta de coches diésel o gasolina
Un surtidor de combustible en una gasolinera.

Un surtidor de combustible en una gasolinera. EP

Resumen:

El PSOE ha rectificado esta tarde la medida que había presentado esta misma mañana por la cual recuperaba el término «prohibición» en relación con la venta de turismos y vehículos comerciales de gasolina, diésel y de gas para 2040, según recogía la propuesta realizada a Podemos para negociar un Gobierno progresista. El documento vuelve a retomar el mencionado término en relación con la matriculación de vehículos de combustión para esa fecha, después de que se incluyera en un primer borrador elaborado por el anterior Gobierno de Sánchez y de que fuera eliminado posteriormente del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima ante las críticas suscitadas.

«Prohibiremos a partir de 2040 la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono, excluidos los matriculados como vehículos históricos, siempre que se destinen a usos no comerciales», rezaba el documento de propuesta a Podemos.

Sin embargo, tan solo horas después, el PSOE informó que el programa se modificaría específicamente en ese punto, suavizando la alarmante medida por otra consideración: «Se trabajará con el sector y se pondrán en marcha medidas que faciliten la penetración de estos vehículos -no contaminantes-»  algo que se realizará «paulatinamente».

Tras conocerse la propuesta inicial del anterior Gobierno de Pedro Sánchez, en noviembre de 2018, en relación con las medidas orientadas a mejorar la calidad del aire, el sector del automóvil manifestó su desacuerdo por la utilización de la palabra prohibición, para decantarse por la aplicación de unos objetivos a lograr y que se puedan alcanzar con diferentes tecnologías.

Esta situación motivó que se dejara de utilizar dicho término por parte de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y también de la titular de la cartera para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Así, Ribera pasó a asegurar que el Gobierno garantizaría que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos que se vendan en 2040 serán de cero emisiones, aunque evitando el uso de la palabra prohibir, como parte del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para el período comprendido entre 2021 y 2030.

«En el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, los objetivos de penetración de sistemas de movilidad descarbonizada y parte electrificada son importantes para 2030, pero no se incluye ningún tipo de prohibición», llegó a asegurar Ribera.

Una ‘irresponsabilidad’

El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, ha reaccionado en primar instancia tachando de «irresponsabilidad» la intención del PSOE de recuperar la prohibición de venta de coches de combustión para 2040.

Pérez, en declaraciones a Europa Press, afirmó que lo que ha presentado este martes el PSOE representa «un esbozo» del programa que presentará el partido de cara a las próximas elecciones y señaló que es «muy mala noticia» que lo se plasmó en un borrador haya acabado siendo un documento oficial.

A su vez, el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), Raúl Palacios, ha explicado que la intención del PSOE de prohibir la matriculación de coches de gasolina, diésel y de gas desde 2040 «no es coherente».

«No es coherente que por un lado se le esté exigiendo al sector automoción un elevado esfuerzo inversor en innovación para reducir el impacto ambiental de los motores y, por otro, se impida que esas innovaciones lleguen al mercado. Conseguir una movilidad sostenible pasa por impulsar la renovación progresiva del parque», explicó Palacios en respuesta a la propuesta realizada por parte del PSOE a Podemos.