Economía | Empresas

Telefónica cierra su recorte de plantilla exprés con 2.636 salidas en España en un mes

logo
Telefónica cierra su recorte de plantilla exprés con 2.636 salidas en España en un mes
Fachada de la sede central del Grupo Telefónica.

Fachada de la sede central del Grupo Telefónica. ep

Resumen:

Telefónica cierra su recorte exprés de plantilla con la salida de 2.636 trabajadores en España. Son los empleados que se han acogido al plan de bajas voluntarias para mayores de 53 años lanzado por la operadora.

El ajuste se ha hecho por la vía rápida: los trabajadores sólo tenían un mes para apuntarse y la inmensa mayoría de los inscritos ya han dejado el grupo en octubre (sólo quedan los inscritos que cumplan los 53 años entre noviembre y diciembre, que será entonces cuando salgan del grupo).

Las salidas están por debajo de las inicialmente previstas. Desde Telefónica se subraya que no se habían hecho pública sus estimaciones de adscritos, pero los cálculos de la teleco pasaban por que saldrían entre 2.800 y 3.000 trabajadores del grupo en mediante el plan de bajas voluntarias (denominado formalmente Plan de Suspensión Individual, PSI).

La teleco pactó con UGT y CCOO a la par el nuevo convenio colectivo para las filiales españoles y el lanzamiento de un nuevo plan de bajas para mayores de 53 de años y con al menos 15 años de antigüedad (en total unos 4.500 en toda la plantilla en España).

Los trabajadores que se han sumado al plan mantendrán un 68% de su sueldo bruto y el seguro médico privado, la compañía pagará sus cotizaciones a la Seguridad Social hasta su jubilación efectiva y realizará las aportaciones obligatorias a su plan de pensiones.

Telefónica calcula que gastará unos 1.600 millones de euros para financiar el nuevo plan de salidas y la estimación es que el recorte de plantilla le proporcionará unos ahorros en costes laborales de 220 millones al año a partir de 2021.

El importe de coste de las bajas está en línea con las provisiones acumuladas por la operadora para cubrir el anterior plan de prejubilaciones, al que durante tres años se acogieron unos 6.500 empleados y para el que la compañía ha destinado 3.800 millones de euros.

Los sindicatos de la compañía dan por bueno el plan de salidas por ser al 100% voluntarias y sin vetos. La entrada en vigor del plan de bajas voluntarias estaba supeditada a la firma de un acuerdo para el nuevo convenio colectivo de las filiales españolas de Telefónica.