Economía | Empresas

Inditex se dispara un 5% con sus resultados y alcanza máximos de dos años

La capitalización del gigante textil español vuelve a aproximarse a los 100.000 millones, tras remontar un 40% a lo largo de 2019

Tienda de Zara del Grupo Inditex. EFE

Inditex vuelve a disfrutar de la confianza del mercado. La comunión entre el gigante español del textil y los inversores ha vuelto a restablecerse tras las turbulencias de los últimos años. Los resultados presentados este miércoles por la compañía que dirige Pablo Isla han confirmado al mercado que los temores en torno al crecimiento y la rentabilidad de la matriz de Zara resultaban exagerados.

El grupo con sede en Arteixo registró unas ventas cercanas a los 20.000 millones de euros durante los tres primeros trimestres de su año fiscal -iniciado en febrero-, unos 73 millones de ingresos al día, que representan un 7,5% más que en el mismo periodo del año anterior, con una mejora del margen bruto y un crecimiento del beneficio neto del 12%.

El éxito de su estrategia de venta integrada online y en tienda aleja los temores sobre sus perspectivas

Unas cifras que han logrado una rotunda aprobación sobre el parqué, donde las acciones de Inditex han registrado este miércoles unas ganancias superiores al 5,2%, en la que ha supuesto su mejor sesión desde el verano de 2016 y que ha enviado sus títulos a sus niveles más elevados en los dos últimos años.

La compañía acumula ya unas ganancias próximas al 40% en 2019, que elevan su capitalización hasta los 93.873,5 millones de euros, de los que unos 55.661 millones corresponden a la participación de su fundador, Amancio Ortega.

De este modo, el grupo textil vuelve a tener en el horizonte la cifra simbólica de los 100.000 millones de euros, consolidándose como la mayor compañía de la bolsa española, con una valoración casi 25.000 millones superior a la del segundo, Banco Santander, y una de las mayores de la Eurozona.

Inditex ha logrado mostrar en los últimos trimestres que su apuesta por un modelo integrado entre las tiendas físicas y el canal online -que ha conllevado una reducción del número de tiendas en los mercados más saturados, como España, y la relocalización en tiendas más grandes y emblemáticas- le permite mantener unas cifras de crecimiento sostenibles y rentables, manteniendo a raya la amenaza de los nuevos gigantes online.

Desde Bankinter resaltan que su superior margen sobre ebitda y sus perspectivas más favorables justifican la prima con la que actualmente cotiza frente a sus comparables, como H&M, GAP o M&S.

La sólida posición de caja del grupo ofrece confianza sobre la perspectiva futura de sus dividendos

La compañía ha apostado por un amplio despliegue tecnológico que le permite avanzar en esta adaptación hacia las nuevas demandas del cliente con una eficiencia superior a la de sus competidores y conservar su reconocida capacidad de adaptación a los cambios del mercado.

Por otro lado, Inditex también se ha beneficiado a lo largo de 2019 de un entorno de divisas más favorable, ya que el impacto de los tipos de cambio se había convertido en los últimos años en uno de los principales frenos para la matriz de Zara, Bershka o Massimo Dutti.

La fuerte posición de caja neta del grupo, que creció un 17% hasta los 7.734 millones, y la perspectiva de que en los próximos años se seguirán reduciendo las necesidades de inversión -una vez acometida la mayor parte de las remodelaciones de tiendas previstas-, también apoyan la perspectiva de que el grupo pueda seguir mejorando su dividendo en los próximos años, otro de los factores que podrían estar animando a los inversores a apostar por el grupo español.

Comentar ()