Economía | Empresas

El nuevo plan estratégico de Unicaja contempla el cierre de 100 oficinas hasta 2022

Sucursal de Unicaja.

Unicaja Banco cerrará 100 oficinas hasta 2022 al tiempo que incrementará el número de sucursales de mayor tamaño, según ha detallado este jueves el consejero delegado de la entidad, Ángel Rodríguez de Gracia, durante la presentación de resultados anuales.

No se trata de una cifra cerrada, sino de una estimación, y el banco analizará a lo largo del plan cuáles son las oficinas que no tienen una rentabilidad «adecuada», el factor determinante a la hora de mantener o no una sucursal.

El nuevo plan estratégico de Unicaja Banco contempla un incremento de la rentabilidad media por oficina de entre el 20% y el 25%, así como un aumento de la productividad media por sucursal del 40-45%.

En 2019, la red de oficinas de Unicaja se redujo en un 9,3%, hasta un total de 1.046 sucursales. El plan prevé contar con más oficinas de mayor tamaño en Madrid y sus zonas de origen, desde las 350 actuales hasta unas 400, y reforzar el modelo de agentes financieros en las zonas rurales, con la contratación de 130 agentes más, hasta 300 personas.

Desde la entidad afirman que el cierre de oficinas no tiene por qué implicar un recorte de la plantilla

En cuanto al posible impacto en la plantilla, el director financiero de Unicaja Banco, Pablo González, ha explicado que se trata de un tema que se irá analizando durante la ejecución del plan, sin que haya nada decidido por el momento, e incluso ha señalado que una reducción de oficinas no implica necesariamente un recorte de la plantilla, que actualmente está integrada por 6.719 trabajadores (-2,9% respecto al año anterior).

Asimismo, ha recordado que la política del banco es no llevar a cabo Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), sino que opta por alcanzar con los empleados que lo deseen acuerdos para salidas anticipadas o prejubilaciones.

El nuevo plan estratégico de Unicaja Banco busca impulsar la productividad y la digitalización de procesos para reducir los costes un 3% cada año, con un ahorro bruto esperado asciende a 70 millones de euros (unos 45-50 millones netos).

Además, para adaptar la plantilla a «las nuevas necesidades de negocio», Unicaja Banco ha comunicado que formará a 500 empleados en nuevas capacidades, con la especialización de nuevas figuras comerciales y capacitación en competencias digitales y analíticas para desarrollar el talento interno.

Fusiones

Pablo González también ha reiterado la disposición de la entidad a analizar posibles operaciones corporativas que generen valor para los accionistas, aunque ha asegurado que actualmente no mantiene contacto con ningún otro banco en este sentido.

Tras el fin de las conversaciones con Liberbank el pasado año, la postura de Unicaja se mantiene invariable, pues no mantiene ningún contacto con ninguna otra entidad y está centrado en la ejecución del plan estratégico.

«No nos vemos presionados para analizar ninguna operación corporativa. Dicho esto, estamos siempre abiertos a analizar cualquier operación que aporte valor para nuestros accionistas», ha indicado el director financiero, quien ha insistido en que cuando se analicen operaciones se hará porque se considera «lo más adecuado para crear valor para los accionistas», pero nunca por presiones «ni del regulador ni de nadie».

Comentar ()