Economía | Empresas

Unicaja mejora su resultado un 13% y Liberbank gana un 0,6% más que en 2018

Sede de Unicaja. Europa Press

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 172 millones de euros al cierre del ejercicio 2019, lo que supone un aumento del 12,9% respecto al ejercicio 2018.

Así lo ha comunicado este jueves la propia entidad, que explica que la mejora de este resultado está fundamentada en un aumento del margen bruto, en la mejora de la aportación del negocio inmobiliario y en una disminución de los gastos de explotación, así como en unas «reducidas necesidades de saneamientos de activos no productivos».

Desde Unicaja sostienen que este incremento de resultados resulta «particularmente destacable» en la medida en que la entidad ha destinado en el ejercicio un importe de 230 millones de euros a la constitución de provisiones destinadas a la mejora de la rentabilidad futura, en el marco del nuevo plan estratégico que ha aprobado en el último trimestre de 2019.

Unicaja ha destinado este año 230 millones de euros a provisiones para la mejora de la rentabilidad futura

Este «importante esfuerzo» ha sido posible gracias a la mejora del margen de explotación antes de saneamientos y a la contribución de plusvalías extraordinarias como las realizadas en la venta de la participación en Ausol, anunciada el pasado junio, según detalla la entidad.

Unicaja Banco menciona como sus «principales claves» en el recién concluido ejercicio de 2019 la «capacidad de generación de resultados manteniendo el liderazgo en los mercados de origen –Andalucía y Castilla y León–, la continua disminución de costes, el aumento de la rentabilidad estructural futura, las holgadas posiciones de solvencia, calidad crediticia y liquidez, así como la mejora significativa de la remuneración a los accionistas».

En el ejercicio 2019, el Grupo Unicaja Banco mantuvo unos elevados niveles de generación de resultados, que permiten alcanzar un beneficio neto de 172 millones de euros, con un crecimiento interanual del 12,9%.

Según la compañía, «los principales factores del mantenimiento de esta alta capacidad de generación de resultados son la mejora del margen bruto, la disminución de los gastos de explotación en el marco de una política de mejora de la eficiencia, y unas reducidas necesidades de saneamientos, en general, motivadas tanto por la reiterada caída del volumen de activos no productivos como por los altos niveles de cobertura existentes».

Dinamismo comercial

Por su parte, Liberbank obtuvo un beneficio neto de 111 millones de euros en 2019, un 0,6% más que un año antes, gracias al dinamismo comercial de la actividad puramente bancaria, con mayor crecimiento tanto en la concesión de créditos como en la captación de depósitos.

Según ha explicado la entidad en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a cierre de 2019 el banco mejoró todos los márgenes de la cuenta de resultados.

En concreto, el margen de interese alcanzó 467 millones, el 3,2% más, después de que en el último trimestre sumara 121 millones, el volumen más elevado desde que los tipos oficiales están en negativo, según el banco.

Los ingresos por comisiones crecieron el 4%, hasta 191 millones, lo que compensó la disminución de los resultados por operaciones financieras, que cayeron un 31,4%, y otros resultados de explotación.

Liberbank propondrá un pago de 22,1 millones de euros con cargo a los resultados de 2019

Así, el margen bruto alcanzó 640 millones de euros, la misma cifra de 2018, y el de explotación, 257 millones, el 4% superior.

Liberbank ha precisado que la intensificación de la actividad bancaria se reflejó en la evolución del balance y en la calidad de los activos, ya que, por una parte, los recursos de clientes aumentaron un 4,3%, mientras que el saldo vivo de crédito se elevó el 10,2%.

La entidad que dirige Manuel Menéndez propondrá a la junta general de accionistas el abono de un dividendo en metálico de 22,1 millones de euros con cargo a los resultados de 2019.

Comentar ()